La verdadera “MANADA” en todo su esplendor

deprav

Pamplona, fiesta de San Fermín

Resonó, y sigue resonando, hasta la saciedad, hasta provocar ya un vomitivo hartazgo por el clamor que no cesa de una horda feminista que desde las plataformas mediáticas al servicio de la desinformación y el adoctrinamiento, – el 99% de los canales de TV y demás medios digitales así como de la radio y la prensa escrita -, no deja de clamar contra la sentencia de la “manada”, como se conoce a esos cinco jóvenes Sevillanos acusados supuestamente de violar a una mujer en las fiestas de San Fermín del año 2016, en Pamplona. Tras ríos de tinta vertidos desde entonces, el rechinar de dientes y el ruido de sables de la empoderada mujer occidental moderna en España vuelve a surcar indómitamente de nuevo el suelo patrio para tormento de los ya muy acomplejados e infelices hombres. Se trata de un caso muy mediático que ha merecido incluso entrar a formar parte de la célebre enciclopedia virtual wikipedia; un caso más, uno de los muchos que casi a diario sacuden, inmisericorde, las conciencias de unos traumatizados hombres cada vez más avergonzados de serlo, de haber nacido varón; pues como es bien sabido, para la cosmogonía hembrista dominante el nacido macho es portador un mal que lo convierte en siempre sospechoso, además de en acérrimo enemigo por la liberación final de la mujer, que denodadamente lucha por derribar un supuesto heteropatriarcado opresor que según ellas las sojuzga y humilla, impidiéndoles así disfrutar con toda plenitud de la vida.

san fer 2

Una pobrecita pasándolo muy bien rodeada de machos en San Fermín, Pamplona. No parece estar muy atemorizada ante esa semejante turba de depredadores “alfa”

 

San-Fermin-7

Más víctimas del heteropatriarcado opresor disfrutando de la vida en San Fermín, Pamplona. Tampoco se las ve muy asustadas a pesar de estar rodeadas por una caterva de hombres desconocidos

 

Pero el caso es que en apariencia no es que parezca que lo estén pasando muy malamente, pues se las puede ver disfrutar de lo lindo a cada instante de los placeres que el decadente occidente les brinda. No hay fiesta multitudinaria donde no se las vea muy alegres. Si en realidad existiera esa opresión machista de la que hablan no lucirían tan risueñas, pues los hombres somos casi el 50% de la población y si fuera cierta nuestra predisposición natural a dañar al sexo femenino entonces ciertamente no podrían ni asomar el pescuezo.

El apuntalamiento definitivo del nuevo orden mundial soñado por la casta parasitaria que gobierna tras la cortina requiere alimentar constantemente la paranoia de la guerra de sexos, para lo cual se precisa tensar ambos extremos con el fin de imposibilitar uniones armoniosas hombre-mujer tendentes a propiciar el surgimiento de sociedades sanas, estables y justas. Por el contrario, los satanistas requieren romper cohesiones para así poder triunfar y gobernar ellos a través del caos y el desorden moral que se apodera de las sociedades indolentes de seres humanos adoctrinados en la cosmovisión atea y liberal del mundo, donde el predominio corresponde básicamente a la mera satisfacción del placer individual, relegándose al ostracismo el sacrificio personal en aras del bien común que supone la conformación de una familia conforme Dios manda. Así vemos que hoy día occidente no es más que un enorme sumidero de degenerados, hedonistas y egoístas endiosados  (el ganado ideal para la gobernanza global satánica por su dócil manejo, pues no se enteran de nada), que priorizan siempre el gozo personal, físico o psicológico, frente a la bendición y el bienestar que emana de la forma tradicional de familia. En la mujer esto se traduce en su rechazo a la maternidad, por considerarla un obstáculo al disfrute de la vida y a la propia promoción laboral, y en el hombre se refleja en una triste vida de soledad, en el mejor de los casos, o en la amargura de tener que convivir con una mujer empoderada y feminista para el resto de sus días, en el peor de los casos.

A tal fin, la germinación y el florecimiento de sociedades insanas y decadentes, sirve la exposición mediática constante del caso de la manada y similares, donde siempre es el hombre el victimario y la mujer la víctima. Jamás se exponen en el escenario mediático casos donde ella es la criminal o la malhechora y él es la víctima, y si salen a relucir siempre es de manera residual, muy soslayadamente en medio de todo el maremágnum informativo que a diario nos escupen a la cara los grandes medios de masas, la TV en especial. Jamás se dedican mesas de debate a escudriñar cada detalle de dichos casos donde la mujer es el verdugo, no, siempre la exposición mediática está al servicio de la demonización del hombre y la victimización de la mujer, pues se trata de que ella, siempre y en todo momento, tenga miedo, mucho miedo al varón, y no lo busque para aquello que más precisa su configuración emocional y física conforme al diseño divino: la obtención de la seguridad que en todo momento requiere para poder desplegar su natural instinto por la maternidad y el cuidado amoroso de la familia. La mujer occidental ya no busca al hombre para eso, sino solo para el disfrute del sexo (en el caso de no ser lesbianas, fenómeno el cual que ya raya la consideración de epidemia en estas sociedades tan degeneradas), para lo demás ya se valen ellas solas pues el feminismo las empoderó y ahora se creen libres de toda dependencia.

manada-k6k--620x349@abc

Nosotros no nos creemos la versión de la presunta víctima. Aquí les presentamos a la “manada”, los cinco insensatos que se pegaron una gran juerga sexual con una niñata con muy poca vergüenza y sin escrúpulos para denunciarlos luego en falso. Se tienen muy bien merecido todo el infierno que están pasando, primero por ser unos degenerados, una basura humana, una excrecencia, y luego por tontos; pues hay que ser muy tontos para tener una orgía con una fulana en el rellano de un portal y luego salir corriendo, sabiendo cómo están de adoctrinadas las jovenzuelas hoy día y cómo se las gastan esas arpías ante la impunidad que sienten por la cobertura que les brindan las leyes hembristas de género imperantes en España y todo occidente.

La sentencia del caso “la manada” fue demoledora

WIKIPEDIA:

La sentencia del juicio en primera instancia se dio a conocer el 26 de abril de 2018 y fue una condena por abusos sexuales continuados con el agravante de prevalimiento. La sentencia salió del acuerdo de dos de los jueces, el ponente José Francisco Cobo y la jueza Raquel Fernandino; mientras que el juez Ricardo González falló a favor de la absolución de los acusados.​ Tanto la defensa como la fiscalía recurrieron la sentencia.

Esto supuso toda una conmoción nacional, pues no solo no se condenaba a los acusados por violación (siendo el abuso sexual una catalogación inferior en cuanto a la pena), sino que uno de los jueces falló por la libre absolución. ¡TODO UN BOMBAZO!

juez

El juez Ricardo González, sin duda, merece un monumento a la honradez y la valentía por haber desafiado a la hegemonía hembrista y no sucumbir al clamor social en contra de “la manada”, osando en todo un alarde de honestidad y hombría a exponer libremente lo que piensa en su voto particular de la sentencia a favor de la libre absolución de los acusados.

 

Los presuntos violadores hicieron grabaciones de la orgía sexual en sus teléfonos móviles, seguramente como salvaguarda, conocedores del peligro al que se exponían en caso de que a la pobre infeliz de turno se le ocurriera denunciarlos en falso como venganza por haberla dejado tirada y sola en el portal después de la gran bacanal, habiéndole robado además uno de los tipos el teléfono móvil a la chica. Al denunciar violación se aseguraba así que las grabaciones fueran confiscadas por la policía evitando que empezaran a surcar las redes sociales. Esos cinco impresentables seguro que hubieran puesto en circulación el material de la orgía y ella se hubiera visto comprometida ante los suyos, aunque dudamos que a estas alturas a nadie de sus allegados le hubiera importado lo más mínimo, al contrario, la hubieran felicitado por cepillarse a esos maromos, en vista de la educación recibida por la criatura.

La respuesta no se hizo esperar y la horda feminista se echó a la calle indignada:

 

femi12

Por lo visto había que creer a la presunta víctima sí o sí, da igual las conclusiones de los jueces tras el estudio pormenorizado del caso, y si ella dice que fue violación, pues lo fue. Por supuesto, al magistrado que concluyó la inocencia de esos cinco pervertidos había que desterrarlo bien lejos por no ajustar su visión a la perspectiva de género y abogar por su objetividad e independencia de criterio en la aplicación de las leyes. Por eso mismo, la muy feminista y empoderada ministra de igualdad Carmen Calvo, sostiene lo siguiente:


PUBLICO.ES Madrid, 13/12/2018 (EFE)
Carmen Calvo defiende que víctimas de delitos sexuales deben ser creídas “siempre”
La ministra de Igualdad, Carmen Calvo, ha zanjado este miércoles que la protección de la libertad sexual de las mujeres pasa por “aceptar la verdad” de lo que dicen, “siempre”, y ha insistido en que solo hay dos maneras de formular el consentimiento a mantener relaciones sexuales: “No es no y sí es sí”.
“Ya está, no hay que darle más vueltas a esto”, ha manifestado la vicepresidenta del Gobierno en su comparecencia en la Comisión de Igualdad del Senado, donde ha explicado las políticas generales de su departamento en esta materia. “Las mujeres tienen que ser creídas sí o sí y siempre con las mismas categorías procesales que cualquier otro sujeto para cualquier otro tipo de controversia o de delito”, ha enfatizado Calvo.

Inevitablemente la tendencia es a cambiar la actual ley para revertir la presunción de inocencia solamente en el caso de los hombres. Tarde o temprano se acabará por llegar a eso, para lo cual se precisa que la paranoia de la opresión machista continúe en base a seguir traumatizándolas a ellas en razón del miedo a morir y a ser violadas por el varón, y a ellos acentuando hasta el extremo de lo insoportable el complejo de culpa por haber nacido hombres. Actualmente el caso “la manada” vuelve a estar de actualidad pues el Tribunal Superior de Navarra confirmó la sentencia y la fiscalía del tribunal supremo ha recurrido para pedir que se les condene a 18 años por agresión sexual, no por abuso. La defensa pide la libre absolución, por supuesto.

Mientras tanto la auténtica manada se volvió a movilizar el día 8 de marzo para seguir exprimiendo las conciencias de los  pocos hombres ya que aún no se consideran abiertamente “aliados feministas”.

La auténtica manada sale a relucir

 

manada

Uno de esos valientes que aún no ha sucumbido, ni tiene pensado hacerlo según nos cuenta, a la imposición ideológica dictada por la perspectiva de género y los feminismos es nuestro estimado colaborador Uzman García, quien tuvo la osada ocurrencia de acudir a una de esas mega concentraciones de mujeres empoderadas en pleno corazón de la bellísima e incomparable ciudad de Sevilla. Acudió con la cámara de fotos bien armada dispuesto a desafiar el mal gusto allí reinante para documentar gráficamente algunas de las pintorescas imágenes que se sucedieron. Aquí dejamos constancia de las mejores instantáneas junto con un breve comentario:

fem 1

Si el Cid Campeador, al fondo, levantara la cabeza y viera esto, le faltaría tiempo para desenvainar y… ¡salir huyendo!

fem 2

Muy explícito, en efecto de eso se trata toda esta historia, de acabar por traumatizar a todos los hombres por el mero hecho de serlo y que opten para aliviar su mala conciencia por un género mucho más fluido y pacifista (hay muchos donde elegir: trans, non-binary, fluid-sex, indefinided-gender, open-gender, inverse-masculinity, asexual-entity… etc etc etc)

fem 3

Todo un clásico en las concentraciones feministas, piden educación sexual, pero ¿para qué? ¿Qué tiene eso que ver con maltratar mujeres? ¿Acaso la juventud en occidente no lo sabe ya todo? ¿Acaso no lo ha experimentado ya todo? ¿O se trata más bien de educar para normalizar todo tipo de aberraciones y conductas sexuales malsanas e invertidas? Sí, de eso se trata, y en definitiva de acabar por arrasarlo todo.

fem 4

Como siempre, eludiendo su propia responsabilidad ante cualquier mal que les llegue; siempre son las víctimas. Al haber sido inducida a despreciar el pudor, la mujer occidental viste como le viene en gana, muy a menudo enseñando mucha carne. Han perdido totalmente el sentido de la autoprotección.

fem 5

El de la derecha en línea de seguir machacando al hombre y victimándose ellas al asociar siempre los crímenes al hecho de ser mujeres, y no a una multiplicidad  muy diversa de distintas causas. El eslogan de la izquierda es sencillamente alucinante, renunciamos a entenderlo. Si alguien se atreve a descifrarlo, abajo en los comentarios que nos indique su interpretación. Gracias.

fem6

Un hombre aliado feminista estaba leyendo la prensa y la viñeta nos resulta interesante; si le abres la puerta “malo”, y si no se la abres “malo” también. Se trata de una sutil alusión a la emergente filosofía MGTOW (Hombres que ignoran a las mujeres). Ellas odian a MGTOW porque esa opción vital que muchos varones están adoptando para evitar los muchos riesgos que implica interactuar con la adoctrinada mujer occidental moderna supone la liberación inmediata de los hombres, aún a expensas de tener que vivir una vida de ermitaño. Hay varios niveles en el seguimiento de la actitud vital MGTOW, en el más radical de ellos se evita incluso abrirles la puerta o cederles el paso, y por supuesto nada de mirarlas. A esos extremos se han visto muchos abocados para salvaguardar su integridad mental y física,  pues no son pocos los que terminan en suicidio por el maltrato recibido por esos seres de luz que hoy son las mujeres.

fem7

La palabra que define este cartel es “ARROGANCIA”, el peor de todos los males junto con la ignorancia. Según estudios internacionales de esos que a la ONU tanto le gusta sufragar, queda más de un siglo para la “igualdad” real soñada por el feminismo, así que la que porta el letrero estará ya muerta y disfrutando de lo que sea que Allah le tenga reservado. Dentro de 100 años los hombres seguirán matando a las mujeres, las mujeres a los hombres, los hombres a los hombres y las mujeres a las mujeres (no incluimos aquí al resto de los más de 500 géneros reconocidos por la ONU, pero también entre esos congéneres se matarán), pues la simiente del maligno está desbocada y el mal es lo que predomina por el abandono de la vía revelada.

fem8

Sí, ya lo sabemos, la manada sois vosotras, una auténtica manada de enfebrecidas adoctrinadas cuyo estruendoso rugido ya barrunta el colapso final civilizatorio, para regocijo de los ideólogos tras la cortina de tamaña psy-op (operación sicológica) con vistas a la traumatización colectiva y el establecimiento de sociedades decadentes e insanas sobre las que erigirse ellos como los controladores y amos absolutos.

Hay mucho más, pero son tan desagradables algunas consignas que nos abstenemos de plasmarlo aquí en este espacio para no herir sensibilidades.

Finalmente nuestro intrépido compañero regresó a casa sin que mediara incidente alguno, más allá de recibir alguna que otra furibunda mirada, pues nos cuenta que acudió al aquelarre feminista ataviado de una camiseta con la insignia tricolor del pueblo cosaco del Don con un icono superpuesto de Jesucristo al estilo de la cristiandad ortodoxa y unas leyendas en idioma ruso. Gracias a Dios que no optó finalmente por llevar esa misma camiseta pero con la esquela en español “ORTODOXIA O DECADENCIA”, excelente lema al cual desde aquí nos sumamos, pues de haber asistido de esa guisa no hubiera sido de extrañar el haber tenido que soportar ciertas hostilidades manifiestas.

Para ir concluyendo, y a modo de reflexión, no nos queda más que expresar una profunda tristeza ante el desvarío generalizado que ha poseído a una sociedad occidental irremisiblemente abocada al abismo de la autodestrucción final por el abandono de la vía revelada, siendo el Islam su manifestación definitiva y última. Es ciertamente descorazonador contemplar a diario todas esas escenas de asombrosa pasmosidad a las que el degenerado hombre moderno nos tiene ya acostumbrados. Y vendrán cosas aún más horrendas que ni imaginamos, por más que las podamos llegar a intuir en vista del desenfreno colectivo. La normalización de la pedofilia, el incesto y la zoofilia se acabará estableciendo y pronto serán habituales y bien visto por la sociedad occidental dichos comportamientos, tachándose a los que se opongan a ello de lo mismo que se tacha a los que tienen la osadía hoy de oponerse al feminismo y al lobby LGTBI+: de “retrógrados”, “anticuados”, ”reaccionarios”, “atrasados”, “cavernícolas”, “fascistas”, “nazis”, “religiosos”… etc.

Uno ya no vivirá mucho más allá como para poder verlo pues pronto pondré rumbo a los luceros para asentarme allí definitivamente donde despuntan, en la compañía de todos justos, insha-allah, si Dios quiere. Pero mientras tanto seguiremos desbrozando la distorsionada realidad que la gobernanza global satánica nos ha plantado delante,  por muy desagradable que resulte el empeño, pues siempre habrá alguien que se beneficie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s