-I- En el laberinto de su Belleza

portada libro vis-definitiva

-i-

En el laberinto de su Belleza

En el laberinto de su Belleza más indescriptible

Me adentré, más allá de todo,

Hacia la estación de la comprobación directa

Desde la cual veo que Ella es ahora tal cual es

Tanto en el velo como al otro lado

De lo que de Sí misma muestra.

 

Ahora, tras la separación, el ojo de la visión

Sigue siendo fiel a nuestro feliz encuentro

Cuando entre los brazos del amor

Los dos devenimos uno

Y el uno se desbordó.

 

Desde el desbordamiento

He hecho de la vuelta al origen

El asiento de todos mis instantes

Sobre la alfombra tendida

De la no-discriminación.

 

Y así soy uno con el único en el tiempo

Gracias a las luces con las que me ha distinguido

El Dueño de la visión;

El oropel del manto de la presencia única

No lo obtiene sino aquel que completa su abandono

Elevándose por encima de toda la creación.

Haciendo brillar su nada sobre el vasto cielo

Como un astro rutilante entre los antros,

Como un sol entre los soles encendidos

Que pueblan el firmamento de Su Esplendor.

Así relucen los que se han purificado

De la visión de lo múltiple como siendo varios

Cuando en realidad nunca hubo dos.

 

Canto lo que otros ya cantaron,

Nada nuevo añade este pobre hijo del linaje

Que espera y espera como si algo le faltara

A la plenitud de su corazón.

Sigo siendo pobre y desdichado,

Pero ahora ese no soy yo;

Mi sufrimiento sigue siendo el mismo,

Pero ¿dónde el sufridor?

 

No me hallo ni me contengo

Entre los flancos de este cuerpo

De orificios y colgajos

Empeñados en su propia complacencia

Y satisfacción;

Yo no soy eso, pero a partir de eso

Es mi permanencia por las luces que dimanan

De la fuente del único hacedor,

Pues La Verdad en mí se muestra con lo que aparenta

Sin dobleces ni segunda intención.

 

Desvalido y solo, por todos olvidados,

Sobre mis penas de amor alzado,

Sobre mis quimeras trasportado,

Sobre mis miedos espoleado,

Más allá de todo, más allá de cualquier lado,

Ojalá siguiera así por siempre

Y mi amor nunca fuera colmado,

Por siempre mi deseo frustrado,

Y mis anhelos quebrados, una y miles de veces

Hasta que el tiempo complete su ciclo y se venza

Y el último punto bese su origen.

Solo entonces el círculo habrá sido completado

Y yo brillaré radiante desde el centro mismo

De esta señorial presencia;

Así todos beberán de mis fuentes,

Así todos se saciarán en Ella.

indice-libro2

Comentarios

One comment on “-I- En el laberinto de su Belleza”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s