-xli- UN CANTO A LA MUERTE

bb472f8d0cd65c92219c506ef2cdbe73

-xli- UN CANTO A LA MUERTE

Con la profusión de tus luces, oh Layla,

Espero me sostengas, mientras voy de ti a ti

Y mi no nacida realidad se impone

A esta identidad muerta.

 

El recinto sagrado de tu vedado se abrió de par en par,

Y perdiéndose todo rastro de lo mío en ti

Hallé esta estrella que ahora con tus dones refulge

Y en todo el esplendor de una renovada gloria se muestra.

 

¡Oh Tú que soy yo!, cuánto tiempo vagué por tus campos,

Estériles en mi visión de la alteridad,

Y cuán fecundos ahora, tras el hallazgo, se muestran;

Pues no hay nada que no te alumbre

Ni atisbo que no te alcance, oh Layla.

 

Para el amante sincero no hay mayor anhelo que la feliz espera

Tras sumir en el olvido las particularidades su mundo

En la incomparable visión de los dones de Tu belleza.

Por siempre a ti asido permaneceré tras el velo

En la seguridad de tu presencia,

Mientras contemplo como se alza

Para hacer de mi propia muerte

Motivo de celebración y fiesta.

portada-vis-nueva

DEDICATORIA E ÍNDICE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s