Ámame ahora

bella10

Sobre la alfombra tendida

De una singular e inasible presencia,

Cual manto de flores desplegada, me recuesto ahora,

En espera del abrazo definitivo de aquella

A la que desde la distancia de mi extravío

Con febril desespero amo.

Por las heridas abiertas del dolor

Fluyen hacia sus inagotables fuentes

Las tumultuosas aguas de esta vida ya agotada;

De mi gloriosa muerte, amiga, tú serás testigo,

Cuando mis luces a tus luces se unan,

Cuando mis cantos de amor hagas tuyos,

Cuando selles, con un beso, mi fin a mi principio

Y el centro de la circunferencia se extienda

Más allá de todo horizonte concebible

Hasta relegar al olvido de su propia inexistencia

Estos pares de opuestos que de ti me velaron.

Ahora, ante la inminencia, ¡cómo te siento!,

¡Qué bien luces a mi mirada!

¡Qué olor tan penetrante!

¡Qué dulzor el de tus efluvios!

Acrecienta mi dolor, ahonda mis heridas,

Inúndame con los mares del llanto

De los amores no correspondidos,

Sumérgeme en las aguas del olvido,

Y arrebátame esta impostora vida.

Quiero estar contigo, siempre contigo,

Eternamente asido a tu pecho;

Tú y yo, solos,

Surcando el infinito.

Ámame, Ámame ahora, y acaba con esta pesadilla;

Hazme tuyo y, que de mí,

No quede rastro alguno.

(Uzman García)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s