Expertos en felicidad aseguran que no tener hijos, ni esposo, es una ventaja para las mujeres

mujeres felices1.jpg

La élite oscura tras la cortina que ostenta el poder real del mundo, el deep state (el estado profundo), unas pocas familias judías no-semitas (ashkenazis) de correligionarios adeptos al talmud babilónico, es decir satanistas, sigue empeñada en que el ser humano permanezca sumido en la creencia supersticiosa de la no-trascendencia de la consciencia una vez retirado el velo de la ilusoria apariencia, que el común del rebaño humano llama “muerte”. Sin embargo la muerte no existe, y ellos, la casta parasitaria, lo sabe, pues hay que ser muy tontos para ser ateos y creer en el cuento del surgimiento por azar sin que medie ninguna inteligencia ni propósito alguno, no siendo ellos ni mucho menos nada tontos, sino simplemente extremadamente cínicos y malignos, que han visto la utilidad de que el ser humano no crea en Dios y en la trascendencia de la consciencia, con vistas a degradarlo en grado sumo y que no aspire más que a los placeres mundanos y a la propia promoción personal mediante la acumulación de bienes terrenales. De esta forma se garantizan la formación de sociedades altamente degeneradas, sin más moral que aquella que facilite la consecución de los disfrutes personales, en especial del sexo desinhibido, y por consiguiente sumamente dóciles a sus oscuros designios, pues jamás, ni individual ni colectivamente, de esa forma aspirarán y se esforzarán por las más elevadas cotas del espíritu.

Hemos hecho una nueva incursión por la devastada planicie de los incruentos estragos de la democracia, y nos hemos encontrado con otra enorme pieza de excrecencia humana, que aquí pretendemos desmenuzar ahora para que revierta en un posible beneficio a cualquier despistado que por aquí se asome.

Los expertos en felicidad aseguran que no tener hijos, ni esposo, es una ventaja para las mujeres con vistas a vivir una vida plena y dichosa.

Enlace a la noticia (TheGuardian)

Nos hemos adentrado en la perniciosa mente que promociona tal aberración y esto es lo que hemos encontrado:

¿Es usted mujer, tiene sobre 40 años, no tiene esposo, ni hijos, ni pareja estable? ¡Enhorabuena! Reúne usted todos los requisitos que cualquier mujer soñaría para poder ser genuinamente feliz. Está en la flor de la vida, ya no es una alocada jovenzuela sino una madurita bien apetecible, independiente y con estabilidad económica. ¡Aleluya! No se cierre a todas las ventajas que se abren ante usted si es que es así de afortunada, no lo desperdicie. ¿Por qué encadenarse a un hombre de por vida que seguramente sea machista? Todos lo son. ¿Por qué ponerle al disfrute vital las innecesarias trabas que implican los hijos? Todavía a los 40 años no es edad para plantearse la maternidad, frustrando así su vida. Tengan en cuenta que si tiene hijos ya no podrá viajar a esos paraísos tan exóticos, repletos de gentes que viven como se vivía a la antigua usanza, que conforman esas sorprendentes sociedades tradicionales con todas esas pintorescas costumbres tan ajenas a los gustos de la modernidad y de las que tanto disfrutamos durante los días que los visitamos. Son sociedades sumamente heteropatriarcales, algo detestable, pero, ¡son tan adorables!.

No desperdicie la oportunidad única que le da su lozana cuarentena de edad, está en el mejor momento de su vida. Su atractivo sexual seguirá siendo irresistible al menos durante otros 10 años si se cuida, y más allá podrá recurrir a la cirugía y a los implantes biotecnológicos para recomponer su perdido atractivo.  Limitarse a abrirse de piernas con un sólo hombre está fuera de lugar en las sociedades modernas y avanzadas, si aún no ha experimentado las bondades de las relaciones abiertas, ¿a qué espera? No sabe lo que se pierde. Limitar todo el infinito amor que somos capaces de ofrecer a una sóla persona no puede significar sino la locura de autoimponerse innecesariamente cortapisas al disfrute de los placeres que la vida nos brinda. ¿Por qué contentarse con un sólo grosor, color y largura de pene, cuando hay allí, a las puertas, toda esa variedad casi infinita de ellos? Ciertamente no estar abierta a experimentar cosas nuevas es de tontas, pues lo único que ganamos con ello es desaprovechar las ilimitadas posibilidades que nos brinda la existencia. Así que no mire el mundo según la visión de los antiguos, y experimente nuevas sensaciones con personas nuevas y excitantes, sin atarse a ninguna en concreto ni, por supuesto, considerar el género con el que cada cual se identifique: hombre, mujer, neutro, tran-sexual o tran-especie.

Algunas mujeres, muy pocas, creen que si proceden así sin mirar la edad e ignorando el muro que marca el inicio del declive de su atractivo físico, renunciando a encontrar a un buen hombre, cuando todavía son apetecibles, con el que compartir la vida en pareja y tener hijos, están abocadas a una vejez solitaria, amarga y muy miserable.

mujer 40

Mujer cuarentona y bastante apetecible (de momento) que ha tenido la mala fortuna de haber nacido en el democrático y muy degenerado occidente.

Tales mujeres que piensan tan a la antigua usanza, por fortuna, son muy pocas y están actualmente en un evidente peligro de extinción. La fuente de felicidad genuina de la mujer nunca debe focalizarse en torno a la maternidad, conforme a los designios que su naturaleza femenina dispuso con vistas al pleno desarrollo de todo su potencial como madre, sino en la liberación del yugo de la imposición biológica que esclavizó a la mujer con dicha potencialidad matricial auspiciadora y sostenedora de la vida.

La bioquímica y la biotecnología hoy en día han hecho grandes avances, de modo que cuando las mujeres vayan cumpliendo años y acumulando disfrutes vitales conforme se aproximan a la decrepitud de una vejez abocada a una soledad miserable, no tienen por qué ser conscientes de la supuración de infinidad de traumas que irán aflorando en ellas como consecuencia de haber malgastado su vida estérilmente en torno a los placeres mundanos, tras relegar al olvido el llamado de su naturaleza femenina en pos de la maternidad en compañía de un hombre bueno.

Gracias a las nuevas drogas de diseño, que cualquier psiquiatra muy amablemente les recetará, ya no tienen por qué ser conscientes de que se han convertido finalmente en  esto:

mujer v2

UNA RISUEÑA ABUELA, EN ALGUNA DE LAS DEVASTADAS Y MUY DEGENERADAS SOCIEDADES DEMOCRÁTICAS OCCIDENTALES, ACONSENJA A LAS MUJERES LA ACTITUD VITAL ADECUADA PARA AFRONTAR UNA BUENA VIDA

“¡SE UNA PUTA – HAZ LO QUE QUIERAS!”

Les gustaría seguir disfrutando de los placeres de la vida, pero ya no pueden. Lo único que pueden hacer es aparentar que disfrutan. El dulce sopor de los fármacos enmascarará finalmente la depresión a la que está abocada la mujer moderna, empoderada, feminista y atea. La cirugía de implantes biotecnológicos hará bien su trabajo y, a pesar de la edad, podrán seguir luciendo externamente bonitas, aunque por dentro no sean más que un maloliente cadáver.

A la postre, cuando el velo de este mundo aparente se retire tras la muerte, evidentemente lo que se cernirá sobre ellas será la oscuridad de un cielo denso y plomizo, al no haber habituado sus consciencias a las luces primigenias que el pequeño “yo” personal constriñe.

¡Aquí damos por finalizada esta advertencia!

¡Que redunde en un beneficio!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s