El recuerdo de aquella hora dulce

bella-imagen1.jpg

El recuerdo de aquella hora dulce,

En la que tú y yo dejamos de existir separadamente

Para fundirnos en un abrazo,

Es el bálsamo de mi apaciguado espíritu

Tras la ardua batalla en pos de ti,

Librada en incontables eones

De tenerte justo delante y, sin embargo,

No poder verte, no poder tocarte,

No poder gozarte y no poder retenerte.

Ahora, el dulzor del recuerdo tiene la preeminencia,

Relegando al olvido de su propia inexistencia

Al menesteroso que tuvo la osadía

De pretender querer alcanzarte

Cuando tú de mí, ni un sólo instante,

Alejada te hallabas.

 

En el núcleo sagrado del corazón

Que comprende estas verdades que aquí canto

Tú habitas; tuya fue siempre la llamada

Que el anhelo de plenitud del hombre escucha,

Y tuyos son los rincones floridos

Donde la fatigada mirada,

Cansada de tanto mirar sin ver,

Finalmente se posa para gozar en el sosiego

De tu amorosa presencia.

 

Vida verdadera hallé tras la muerte de lo que nunca fue,

En la plenitud de la realidad eterna

De lo que nunca dejó de ser.

 

De ti me alimento, en los esplendores

De tu inexpresable belleza habito,

En los fulgores magníficos de la luz de tu esencia

Alumbro mi ojo, para que jamás duerma,

Pues el olvido de ti ya no hará en mí mella nunca más,

Al haber desenraizado la ignorancia

De creerme de ti separado.

 

Yo soy tú.

Tal como éramos

Antes del despliegue del tiempo,

Así somos ahora;

Tal como lucíamos antes de la fractura

Del espejo de la consciencia en miríadas de fragmentos,

Ahora así lucimos.

Ya no hay en mí hueco alguno para otro que mi amada,

En la plenitud de saberme completamente extinguido

Por el desbordamiento de tus luces,

Que finalmente acabaron por arrasar

Todo lo relativo a lo que, antes de conocerte,

Yo creía que era mi mundo.

 

Mi mundo eres tú, y yo soy tu antorcha.

Dispón de Uzman como mejor gustes,

Pues jamás dejaré de alumbrarte,

Y allí donde me pongas

Tus luminarias por siempre

Lo prenderán todo.

– Uzman García –

mila3

DEDICADO A LAS NOBLES HIJAS DEL LINAJE SUSURRADO, DONDE QUIERA QUE SE ENCUENTREN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s