Un canto a la muerte, un canto a la vida…

Sobre los derruidos escombros

De  esta vida ya vivida y consumida

En pos de vanos afanes

Erijo la morada eterna sobre la que se asientan

Los verdaderos hombres,

Tras haber tomado consciencia

De que nunca dejé de ser aquello

Que desde siempre más anhelaba.

La muerte vivificante me atravesará ahora

Como una suava brisa refrescante,

Mientras en el dulzor del recuerdo de Ella

Me entrego de forma total, completa

Y absoluta.

– Uzman García

*

COMENTARIO

Cantarle a la muerte es realmente saludable, todo el mundo debería hacerlo. Aquí, en este mundo sometido al cambio y al deterioro constante, no vivimos más que una vida impostada, supuesta, virtual, ilusoria… que sobre los aparatajes de la autoafirmación constante es erigida. Pero esa no es más que nuestra morada relativa, no absoluta. Cántenle a la muerte, dejen un bello legado a sus seres queridos que les sirva de inspiración para buscarse a sí mismos, para que traten de descubrir que la felicidad genuina sólo puede residir en lo que en realidad somos, en nuestra realidad luminosa y eterna.

La muerte no existe. Mueran felices.

bellak2

Dedicado a Layla, la mujer primigenia, y a sus orgullosas hijas que aún mantienen vivo el recuerdo.

NO DEJÉIS DE ALUMBRARNOS.

NO DEJÉIS DE CANTARNOS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s