Nacido en la dificultad.

Nacido en la dificultad – Lightnin Hopkins
Adaptación al español – despojosdeoccidente.org

Nací en la dificultad, al fondo,
Muy al fondo de lo peor
De la condición humana,
Por allí donde la guarida del diablo debe estar.

Sí, nací en el pozo de la dificultad,
Cerca de la guarida del diablo.
No he estado en mi hogar
Desde que el buen Dios sabe cuándo.

Mi padre era un predicador
Y mi pobre madre fue una santa por aguantarlo.
Hubo un tiempo en que deseé
Haber nacido muerto.
Mi papá me dijo un día:
“Hijo, es una auténtica pena que hayas nacido vivo.”

Yo solía recorrer el mundo…
Solía recorrer el mundo, ya que mi padre
Estaba loco, y mi madre también.
Pero dejé de patear el mundo
Y volví a casa, a causa de una preciosa chica
Con la que en la iglesia coincidía.

Mi papá quiso matarme un buen día,
Y mi madre me dijo:
“Hijo, corre, corre, mejor corre
Si no tienes tu pistola a mano.”
Le dije:
“Mamá, no te preocupes,
Se cuidar de mí mismo.
No he nacido para correr”

Oh yeeeahhh…

Mi madre me dijo algo más:
“Mejor hazlo antes de que salga el sol”
Le dije: “lo haré si puedo”.
Me dijo mi madre:
“Mejor hazlo antes de que salga el sol.”
Le dije…
“No, lo haré ahora mismo.
Y si papá me pilla yendo a por esa vieja escopeta,
Le haré saber que he olvidado
Que una vez fuimos amigos.”

*

COMENTARIO

Una copla tremenda del gran Lightnin Hopkins que nos habla de las dificultades de la vida, extremas en muchas ocasiones. En esta vida sujeta al cambio y  a la degradación constante e inevitable, las dificultades se suceden, y en ello, por paradójico que resulte y absurdo que le resuene al paupérrimo hombre occidental moderno, hay enormes bendiciones.

Así es, no venimos al mundo para tratar de prolongar en lo posible los momentos divertidos y gozosos, en detrimento de los momentos de zozobra, sino que la única razón de nuestra existencia es saber quiénes somos.

¿Quiénes somos?

La respuesta a esta pregunta dependerá de la cosmovisión que adoptemos con vistas a desenvolvernos en el mundo.

Según la cosmovisión predominante en occidente como resultado de décadas de adoctrinamiento en la superstición del ateísmo (la evolución por azar desde la nada, algo realmente disparatado y anticientífico), el ser humano no es más que un mono sofisticado, que desarrolló la consciencia de manera incógnita y misteriosa. Los científicos no se lo explican, no logran entender cómo se dio ese paso desde el mono sin consciencia, sin capacidad para preguntarse qué es él mismo y el mundo, hasta el hombre plenamente consciente que intuye de que tras los resortes de lo individual se oculta una dimensión desconocida, nuestra realidad eterna y luminosa. Ni encontraron el eslabón perdido, ni lo van a encontrar, pues el ser humano no evolucionó por azar desde los gusanos de agua, sino que fue creado en forma magnífica conforme a un diseño inteligente, tal y como la codificación secuencial de la información genética demuestra.

Según esta cosmovisión atea e intrascendente, al no ser el hombre más que un saco de carne, huesos, y sangre, muy inteligente, eso sí, el único propósito de la vida es disfrutar lo que se pueda antes de que el vigor del cuerpo decline. Se le niega así toda posibilidad de trascendencia al ser humano adoctrinado en dicha aberrante ideología; se le niega que se busque a sí mismo hasta darse cuenta que tras el velo de lo creado subyace el espacio abierto, acogedor, luminoso y amorosamente en espera de que lo abracemos.

Por el contrario, según la cosmovisión de los hombres de sano entendimiento, el hombre es espíritu recubierto de sombras en espera de ser descubierto y desplegado. Esto es algo completamente aberrante y propio de locos y reprimidos sexuales para el patético hombre moderno occidental.

No venimos al mundo para disfrutar a tope mientras se pueda, sino a desarrollar el conocimiento de lo que somos, el cual, tras el desprendimiento del envoltorio de las apariencias de esta manifestación física (la muerte) nos catapultará directamente al asentamiento definitivo en el corazón mismo de nuestra más sagrada esencia.

Al ser esto así, las dificultades vitales son siempre bien recibidas por los hombres y mujeres de sanas entendederas, pues suponen unas excelentes oportunidades para que el ojo del discernimiento se abra a la luz que comprende que no somos nadie, nadie en absoluto frente al majestuoso despliegue de Ella, Layla, nuestro amor eterno de luces engalanada, y  nuestro único anhelo, por más que busquemos y busquemos febrilmente la plenitud en otra parte, en cualquiera de los múltiples señuelos que este mundo en constante decadencia tiene para ofrecernos.

difilcultad

¿Qué son las dificultades de este mundo sino una excelente excusa para tratar de ser mejores personas?

*

No sabemos si el protagonista de esta copla de Lightnin Hopkins mató finalmente de un escopetazo a su padre. Quizás no, quizás sólo se sentaron aparte y hablaron, e hicieron las paces, volviendo a ser de nuevo buenos amigos. O puede que todo acabara en una orgía de disparos. La vida está llena de enormes dificultades, no las desaprovechen; por la brecha del dolor se asoman las luces, no cometan la tontería de huir de ellas.

bereber1.jpg

Una mujer bereber en todo el esplendor de su gloria, cuya mirada nos tiene completamente desquiciados. Al ver esta foto se nos salió el corazón, y a duras penas lo hemos podido traer de vuelta.

Como siempre, todo lo que volcamos en este blog va dedicado a Ella, y a todas las mujeres que a sí mismas no se odian.

*

Nacido en la dificultad – Lightnin Hopkins – youTube

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s