No tengo nada… lo tengo todo.

No tengo nada… lo tengo todo –  Nina Simone
Adaptación al español – despojosdeoccidente.org

No tengo hogar, no tengo casa, no tengo zapatos,
No tengo dinero, no tengo clase social,
No tengo faldas, no tengo jerséis,
No tengo perfume, no tengo una cama donde reposar,
No tengo mente.

No tengo madre, no tengo padre, no tengo cultura,
No tengo amigos, no tengo hijos, no tengo educación,
No tengo amor, no tengo nombre, no tengo hombre
No tengo pasaporte, no tengo documentación,
No tengo país, no tengo iglesia, no tengo dios.

¿Qué es lo que tengo entonces?
Ya que estoy aquí es porque debo ser algo.
¿Qué soy, qué tengo?
Si, dejadme deciros lo que tengo
Y que nadie se puede llevar…

Tengo mi hermoso cabello, tengo mi noble semblante,
Tengo mi consciencia, tengo mis oídos,
Tengo mis ojos, tengo mi nariz,
Tengo mi boca, tengo mi sonrisa,
Tengo mi lengua, tengo mi barbilla,
Tengo mi cuello, tengo mis pechos,
Tengo mi corazón, tengo mi alma,
Tengo mi espalda, tengo mi sexo.

Tengo mis brazos, tengo mis manos,
Tengo mis dedos, tengo mis piernas,
Tengo mis pies, tengo mis dedos de los pies,
Tengo mi hígado, tengo mi sangre,
Tengo vida… tengo mi libertad…
Tengo vida.

Tengo vida… y me la quedaré,
Tengo vida… y nadie me la puede arrebatar.
Tengo vida… auténtica vida.

COMENTARIO

Así es, querida Nina, maravillosamente expresado, majestuosamente cantado, extraordinariamente interpretado por tus amigos músicos de la banda… no tenemos nada, y como nada tenemos, somos inmensamente ricos.

Lo que determina la riqueza de  “no tener nada” es el corazón, no las manos. Uno puede ser soberanamente pobre en medio de un palacio, rodeado de lujos y de riquezas, si dichas posesiones no están en el corazón, sino tan solo en la apariencia. Y al contrario, uno puede ser enormemente mezquino como los ricos, aún sin poseer nada de nada, si es que el corazón está rebosante de apego por los oropeles de este mundo.

Nosotros, a una orden suya, caímos abatidos, derrotados, abriéndonos en canal y quedando absolutamente vacíos con respecto a lo que no es Ella, Salma, nuestra amada eterna. Y así, en Ella y por Ella, aún no teniendo nada y sin nadie ser, somos ricos, somos plenamente dichosos, y de gozo en gozo nos perpetuamos, tanto en la alegría como en la pena, tanto en la fortuna como en el infortunio, tanto en el dolor como en los deleites mundanos.

No tenemos necesidad de otra cosa que no sea Ella, y ese es nuestro triunfo, ese es nuestro orgullo, ese es nuestro emblema en la noble asamblea de los hombres verídicos.

baila1.jpg

Dedicado a Ella.

Danza, cariño mío, danza, danza como si nadie te estuviera observando.

En todo tiempo, en toda circunstancia y en todo lugar,

Tú eres el observador, Tú eres lo observado y Tú eres la danza…

Eres el amor… eres la danza…

Te amo.

*

No tengo nada… lo tengo todo –  Nina Simone – youTube

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s