Cultiva el silencio, cultiva la Presencia.

Cultiva el silencio, cultiva la Presencia – Canto cristiano ortodoxo
Adaptado al español –  despojosdeoccidente.org

Silencio,
Que todo tu ser guarde silencio,
¡Oh tú, carne mortal!
En temor reverencial
Permanece en pie
Y estremécete,
Sin pensar absolutamente en nada
Que tenga que ver con este mundo
Para poder recibir al Rey de Reyes,
Al Señor de Señores
Que viene a darse muerte
Y ofrecerse como alimento de la fe.

Ante Él marchan las filas de los ángeles,
Todos los principados y potestades:
Los querubines de muchos ojos,
Los serafines de seis alas
Cantando el himno… ¡Aleluya!

Comentario:

¿Por qué los terapeutas formados en el saber académico de la modernidad, los psicólogos y psiquiatras, no le enseñan a los hombres enfermos de las podridas sociedades que la democracia ha parido que la felicidad genuina solo puede residir en darle acogida el Rey de Reyes, en abrir el corazón a nuestra realidad luminosa y eterna?

Los psicólogos y terapeutas occidentales no pueden hacer tal cosa, porque son unos ateos redomados y unos contumaces hedonistas. Como mucho lo que les dicen a sus incautos pacientes es que den largos paseos, que hagan yoga o pilates, etc, y que se hagan amigos de ellos mismos, es decir: que cultiven la autocomplacencia. El panorama espiritual y humano en occidente es desolador, y la debacle es aterradora. Los hombres están profundamente enfermos y nadie puede ayudarles, el occidental no tiene a nadie a quien acudir para restañar las heridas autoinfligidas por su pertinaz alejamiento de la vía revelada, por su distanciamiento de las luces primigenias que todo lo alumbran, por su caída en la inconsciencia del olvido de sí mismos.

Solo los hombres de Dios pueden ayudarles, solo los que quedaron vacíos de lo que no es Él para poder acoger al Rey de Reyes tienen el remedio a la locura que asola al mundo moderno. Pero, de occidente han desaparecido, pues aquí ya no hay sabios del corazón, sino solo expertos, expertos en distracciones, expertos en exprimir los orificios y colgajos del disfrute del mundo, expertos en empoderamiento feminista, expertos en deconstruir la masculinidad tóxica, expertos en diversidad de género, expertos en deportes extremos, expertos en comportamiento social, expertos en inteligencia emocional, expertos del éxito en la vida… expertos, muchos expertos, expertos en autodestruirse.

Que Dios nos libre de ellos, y del mal que preconizan los expertos del mundo moderno.

monje1.jpg

Acudan a ellos, ellos tienen la medicina.

*

Cultiva el silencio, cultiva la Presencia – Canto cristiano ortodoxo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s