En territorio enemigo marchamos.

En territorio enemigo – Canción tradicional alemana
Adaptado al español – despojosdeoccidente.org

Las Waffen-SS marchan en territorio enemigo
Y cantan la canción del diablo;
Un soldado a la orilla del Volga
Silenciosamente tararea esto:

Nos movemos arriba y abajo,
Y hacia adelante todo lo que podemos;
Maldecidnos o bendecidnos,
Haced lo que queráis,
Donde quiera que estemos
Avanzamos, y el diablo ríe así: ¡HAHAHA!

Luchamos por Alemania,
Luchamos por Heidi;
No le daremos descanso
A la plaga atea y hedonista (la plaga comunista/roja).

Hemos luchado ya en muchas batallas,
En el norte, en el sur, en el este y en el oeste.
Y ahora estamos listos para batallar
Contra la plaga roja (la plaga atea y hedonista).

Las Waffen-SS nunca descansan,
Los destruiremos a todos
De modo que nadie pueda perturbar
La paz y el bienestar de Alemania.

Cuando nuestras filas están en apuros
No hay retirada posible.
Donde quiera que estemos
Avanzamos, y el diablo ríe así: ¡HAHAHA!

Luchamos por Alemania,
Luchamos por Heidi;
No habrá descanso
Para la plaga atea y hedonista (la plaga comunista/roja).

*

Heidi.jpg

Heidi

Comentario:

Todo el mundo conoce a Heidi, la famosa protagonista de los dibujos animados que se hicieron célebres en España en los años 70, pero pocos saben que de mayor, Heidi llegó a convertirse en  una gran mujer, una auténtica heroína que lideró a su pueblo en una revuelta en contra del poder tiránico de una pequeña casta de correligionarios talmudistas que tenía sojuzgado a todo el mundo, y que son los mismos que ahora también lo controlan y dirigen detrás de la cortina democrática. Los logros de Heidi fueron deslumbrantes, pues gracias a su liderazgo consiguió desterrar la miseria, el hambre y la ruina moral que asolaba a su pueblo, hasta erigirlo en un deslumbrante modelo a seguir por el resto de naciones del mundo. Sin embargo, la casta parasitaria no podía consentirlo, ya que corrían el riesgo de quedar fuera del juego del poder mundial, a medida que más países se fueran dando cuenta de sus fechorías perpetradas a base de endeudar a todos los pueblos, pues a eso se dedicaban y se dedican, a la usura.

No en vano el Sagrado Corán prohíbe tajantemente la usura, por ser un foco de la propagación de la desigualdad económica y la injusticia social. Para evitar que el milagro del resurgimiento económico, moral y espiritual de la Alemania de Heidi se propagara por toda la planicie de la tierra, los judíos le declararon la guerra. Una guerra cuya derrota supuso una auténtica derrota mundial, pues desde entonces las garras de la infrahumanidad quedaron más apretadas que nunca sobre el gaznate de los hombres, no previéndose ya a un nuevo despertar humano más que tras la autodestrucción desoladora final que ya se barrunta.

Todo tipo de traumas, trastornos y psicopatías afloran en las sociedades democráticas modernas como corolario inevitable del malsano ambiente cultural imperante, dominado por la superstición del ateísmo y un hedonismo rampante, auspiciado por los adeptos al talmud, con vistas a que el ser humano no configure sus sociedades en torno a todo aquello que eleve los espíritus, sino alrededor de todo aquello que los degrada y humilla. Así, al pensar el hombre moderno solo en la satisfacción de los placeres mundanos ya no busca la justicia social, volviéndose realmente dóciles y maleables a los pergeñadores de ese mal de diseño que para el consumo del ganado humano han fabricado a espuertas. La Alemania de Heidi fue el último intento de la humanidad por revertir eso.

Tras la guerra, la propaganda de los vencedores se encargó de demonizar a Heidi, para que todo el mundo pensara que fue una mujer horrenda, capaz de cometer las peores fechorías posibles, como matar en masa a 666 millones de seres humanos en unas cámaras de exterminio que jamás existieron más que en las películas de Hollywood.

Pero, finalmente, la verdad se irá abriendo camino, si Dios quiere.

heroes.jpg

Dedicado a los últimos héroes de la humanidad.

*

En territorio enemigo – Canción tradicional alemana (Video)

videomarcha.png

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s