A Ti, Rey de Reyes y Señor de Señores, elevo mi canto.

A Ti, Rey de Reyes – Canto de la tradición cristiana ortodoxa
Adaptado al español –  despojosdeoccidente.org

A Ti, nuestro Guía en las dificultades y Señor;

Tú, que enfrías los abrasadores fuegos del infierno,

Me has salvado de la muerte perpetua.

Te ofrezco este himno de alabanza,

Yo, tu creación y siervo.

Tu compasivo amor y bondades

No pueden ser descritas.

Protégeme de sucumbir a una miserable existencia

Alejada de las reconfortantes brisas de tus Dulzores.

¡Estoy llorando!

Jesús, Hijo de Dios,

Acuérdate de mí,

Ten compasión de mí.

Comentario:

La vida del hombre occidental moderno es ciertamente miserable; sin consciencia de Dios, sin consciencia luminosa, sin consciencia trascendente y amorosamente acogedora y abierta(*), abocado está a hollar los infértiles páramos del hastío del espíritu, las yermas llanuras de la desolación del ensimismamiento en los fugaces e intrascendentes placeres mundanos y las desoladas planicies de la ausencia de honor y de nobles virtudes. Siempre persiguiendo algo, siempre insatisfecho, siempre acaparando, siempre mendigando alguna emoción excitante que le haga olvidar, al menos momentáneamente, el engendro de hombres en que se han convertido. Espíritus famélicos son los hombres de hoy en día en las podridas sociedades paridas al cobijo de la tiranía democrática y de los sacrosantos antivalores de la infecta modernidad, auténticos espíritus endemoniados donde el orgullo y la autogratificación constante es lo único que prima en sus lastimosas vidas.

No saboreará el ser humano ya los dulzores de la humilde entrega y la confianza plena en las bondades de Salma, la bienamada de todos los hombres, aunque no lo sepan. No degustarán ya los hombres la calidez amorosa con que Ella envuelve a sus enamorados, cada vez que sus amantes sinceros la frente llevan al suelo y sus pies besan. No experimentará ya el decadente ser humano, en la sima de su involución final y definitiva, lo que es el arrepentimiento tras la toma de consciencia de lo dañino, para uno mismo y para los demás, que es ignorar las luces magníficas que en los corazones moran. Nada sabe el hombre occidental moderno de las bondades desplegadas en el cultivo diario de las nobles virtudes desenraizadoras de los anclajes de sus funestos egos. Todo eso ha sido ya definitivamente olvidado y desterrado.

La debacle espiritual, moral y humana que asola a occidente es aterradora. Huérfanos están aquí los hombres de auténticos sabios que los alumbren, por lo que abocados irremisiblemente están a ahogarse en su propia podredumbre, supurada en infinidad de trastornos, traumas y psicopatías que su alejamiento de Dios traduce.

Que Dios nos asista y nos proteja frente a los satánicos designios de la modernidad en esta aciaga y oscura era de la ignorancia, previa al cierre definitivo del presente ciclo. Amín.

Nota aclaratoria:

(*) Lo que los hombres verdaderos, los adscritos a la tradición primordial, entienden por mente-consciencia abierta es lo opuesto a lo que el ateo y hedonista infrahumano común en occidente entiende.

Para el involucionado hombre moderno la mente-consciencia abierta es la facultad para explayarse en todo aquello que le produzca placer, sin tener en cuenta consideración moral alguna. Para los hombres verdaderos la mente-consciencia abierta es la natural esencia reasumida una vez liberados del yugo del condicionamiento de los apegos mundanos.

Los hombres de mente abierta al estilo de la modernidad, pues, son esclavos de sus pasiones y profundamente amargados, mientras que los hombres de mente abierta al estilo de la tradición primordial, son libres y dichosamente felices.

mujeres1.png

Todo el mérito le corresponde a Salma, la mujer primigenia.

*

Y  todo el demérito le corresponde a las pobres infelices de la izquierda.

*

A Ti, Rey de Reyes – Canto de la tradición cristiana ortodoxa

¡Allahu Akbar!

Comentarios

2 comments on “A Ti, Rey de Reyes y Señor de Señores, elevo mi canto.”
  1. Seguimos aportado lo nuestro en esta batalla final contra los influjos del maligno. Modernidad versus sentido común, ateismo versus creencia, hedonismo versus honor y nobleza.

    Le gusta a 1 persona

  2. jcplana dice:

    Un libro para encontrar guía y luz: El baño del Diablo, de Joachim Schwabing.

    Enlace para descargarlo: https://espanol.free-ebooks.net/ebook/El-Bano-del-Diablo

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s