Mi cama solitaria ya no te echará más de menos, cariño.

Mi cama solitaria – Albert Cummings (Blues)
Adaptado al español – despojosdeoccidente.org

Mujer, déjame hacerte una pregunta:
¿Por qué sigues haciendo eso?
Pensaba que las cosas iban ya bien,
Hasta ayer.

Mujer, dime,
¿Qué es lo que hay en tu cabeza?
¿Sabes una cosa, cariño?
No aguanto ni una sola noche más
En esta solitaria cama.

Estoy aquí, pensando en lo que hiciste,
Y dispuesto a perdonar.
Cariño, eso estuvo mal,
Pero estoy dispuesto a perdonar.

¡Oh yeeaaah, Señor ten compasión!

Cariño, tienes que decirme
Qué es lo que ronda por tu cabecita.
Ya no aguanto ni una sola noche más
En esta cama solitaria.

Dime lo que va a pasar,
¿Vas a volver a mí,
O tengo que buscar a otra mujer?
¿Sabes?, ya no volveré a pasar más noches
En esta solitaria cama.

¡Oh Yeeaaah, Señor ten compasión!

Comentario:

Señor ten compasión, y líbranos de nosotros mismos, líbranos de nuestra terca estupidez, líbranos de nuestra testarudez en el encomio por alejarnos de la fuente de las luces primigenias que al velo de lo creado subyacen. No nos permitas caer en las redes de la mujer empoderada, feminista, moderna, atea y hedonista; reprime nuestro impulso primario por yacer con ellas en la cama. Sí, externamente lucen bellas, pero por dentro están podridas, cual blanqueados sepulcros.

Señor ten compasión de nosotros, tus siervos humildes, y activa el recuerdo de Ella, de Layla engalanada de las imperecederas luces, y haz dicho recuerdo permanente y en él perpetúanos, para que nuestro ojo traspase lo creado y vaya a más, hasta situarse en la cima de los cielos de su inconmensurable, inasible, desconcertante y sublime presencia. Señor, no nos permitas yacer en nuestra solitaria cama con nadie más que Ella. Y si los vientos del destino llevan a nuestro catre a una mujer de carne y hueso, que sea de las nobles y orgullosas hijas de la mujer primigenia, que aún mantienen el recuerdo vivo, y no desconocen lo que es el honor, el pudor y la vergüenza. Señor, no nos permitas yacer en este ámbito de la manifestación física con nadie más que con ellas.

Y no permitas, Hacedor Único, que mi solitaria cama eche de menos a nadie que no sea mi amada eterna. Desde que me adentré en su regazo, desquiciado me hallo y ya no me encuentro entre las fantasmagóricas sombras de los hombres que por este mundo deambulan. Mi corazón, desde entonces, está con Ella, quedando aquí nada más que este jirón de hombre desgarrado, que todos desechan. En la noble asamblea de los enamorados me presentaré con esa mortal herida que un día me infringiste, Amada mía, en la cual me enorgullezco, pues esa será el distintivo de honor y de nobleza con el que todos podrán reconocer en mí a alguien que verdaderamente, hasta la extenuación misma, te ha amado.

¡Señor ten compasión! Y líbranos de los hacedores y las hacedoras de iniquidad. Líbranos de los adoradores del maligno. No nos permitas caer ante sus apretadas filas; ellos son muchos y nosotros muy pocos somos, ellos siempre están contentos y descuidados, felices en su inconsciencia, y nosotros siempre estamos tristes y temerosos de Ti, temblorosos por desviarnos y de perder de vista Tus resplandores sublimes. Ellos siempre están riendo, y nosotros siempre llorando. Ellos se penetran constantemente a través de las oquedades del placer mundano, y nosotros nos refugiamos a salvo de semejante inmundicia, pues celosa nuestra amada eterna es en grado sumo, y tememos su ira vengativa. ¡Oh Señor! Eleva nuestro rango entre los enamorados, y no permitas que nos roce la iniquidad de las hordas anquilosadas en la perpetua autocomplacencia y en los disfrutes intrascendentes de este mundo en constante decadencia. Amín.

expertos1.png

*

Mi cama solitaria – Albert Cummings (Blues)

*

¡Allahu Akbar!

Comentarios

2 comments on “Mi cama solitaria ya no te echará más de menos, cariño.”
  1. En esta batalla del final de los tiempos, la lucha será atroz…. ¡jamás capitularemos!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s