Un día de estos me vas a llamar… ¡aleluya!

Un día de estos me vas a llamar (canción góspel) – Rev. Gary Davis

Adaptado el español – despojosdeoccidente.org

Aleluya, aleluya,
Pertenezco a la banda, aleluya.
Aleluya, aleluya,
Pertenezco a la banda, aleluya.

¿De qué tipo de banda estoy hablando?
Estoy hablando de esa banda,
De la banda de la Sagrada Unidad.
Pertenezco a esa banda, aleluya.

Aleluya, aleluya,
Pertenezco a la banda, aleluya.
Aleluya, aleluya,
Pertenezco a la banda, aleluya.

Una de estas mañanas, y no falta ya mucho,
Me vas a llamar y me marcharé.
Pertenezco a la banda, aleluya.

Aleluya, aleluya,
Pertenezco a la banda, aleluya.
Aleluya, aleluya,
Pertenezco a la banda, aleluya.

Uno de estos días, alrededor de las doce,
Este viejo mundo se va a tambalear y a derrumbar.
Pertenezco a la banda, aleluya.

Aleluya, aleluya,
Pertenezco a la banda, aleluya.
Aleluya, aleluya,
Pertenezco a la banda, aleluya.

Comentario:

No hay nada como pertenecer a la banda de los hombres de Dios, aquellos que hicieron olvido de todo para fundirse con el espacio, el espacio de la Unidad Sagrada. Ellos ya están muertos, murieron antes de morir, y surcan ingrávidos los cielos de la benevolencia a bordo de la nave de sus resplandores magníficos. Lo que no es Ella se desprendió de sus ojos y viven en la dicha perpetua, ¡aleluya!

¡Aleluya! Pronto este mundo reasumirá su verdadera esencia, quedando relegado al olvido la nada de su propia inconsistencia.

¡Aleluya! Pronto las montañas surcarán los cielos como si fueran lana cardada, y los océanos quedarán secos después quedar sus lechos resquebrajados y sus aguas haber huido.

¡Aleluya! Pronto el manto de este viejo mundo será enrollado y desplegado de nuevo, y las rosaledas volverán a exhalar los embriagadores perfumes de la Unidad sobre la frondosa planicie tendida de la visión verdadera.

¡Aleluya! Pertenezco a la banda. El Juez Supremo me ha dado muerte y me ha permitido adelantarme a todos. ¡Aleluya!

Ahora, con los hálitos del eterno principio, sin inicio ni fin, me alimento. En los inobstruidos resplandores de la consciencia despierta que comprende que nadie surge, se perpetúa ni se desvanece sino Ella, establezco mi morada postrera aún estando aquí con vida.

Ahora, más allá de los accidentes del devenir del tiempo me asiento, por encima del dolor, de la tristeza y de la alegría.

Ahora,  con los fuegos de la luminosa visión que ve la ilusoriedad de este mundo físico en constante decadencia, alumbro mi ojo, mostrándose todo por lo que es, y no por lo que aparenta.

llamada1.jpg

Ella me llamará un buen día.

Todo el mérito es suyo.

*

Un día de estos me vas a llamar (canción góspel) – Rev. Gary Davis

Comentarios

One comment on “Un día de estos me vas a llamar… ¡aleluya!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s