¿Alguna vez te han maltratado?

¿Alguna vez te han maltratado? – Buddy Guy
Adaptado al español –  despojosdeoccidente.org

¡Oh Señor, ten compasión!
¿Alguna vez te han maltratado?
Entonces, tienes que saber exactamente de lo que hablo.
Sí, ¿alguna vez has sido maltratado?
Entonces, tienes que saber exactamente de qué estoy hablando.
¡Señor!, cinco largos años trabajando duro
Para que a mi mujer no le falte de nada
Y ella tiene la poca vergüenza
De patearme el culo y dejarme por otro mejor situado.

Conseguí un trabajo en una acería,
Pulía el acero como un esclavo;
¡Cinco largos años! Los viernes me iba directo a casa,
Sí, directo a casa… ¡cómo he sido maltratado!

Sí, tienes que saber exactamente de qué estoy hablando,
¡Señor!, trabajo duro cinco largos años para mi mujer,
Para que viva de lujo,
Y ella tiene la poca vergüenza
De patearme el culo y dejarme por otro mejor situado.

¡Oh yeeeaaahhh! Señor, ten compasión.

Finalmente aprendí una lección,
Una lección que debí aprender hace mucho tiempo;
La próxima mujer con la que me case tiene que tener dos trabajos,
Sí, ella tiene que salir y trabajar muy duro,
Y traer mucha pasta a casa.

¡Señor, como he sido maltratado!
Esa mujer es un diablo
Que no tiene ni pizca de vergüenza.

COMENTARIO:

¿Por qué ocurren estas cosas? ¿Por qué tanta poca vergüenza? ¿Por qué en occidente van así las cosas y nada hace indicar que la situación pueda ser ya revertida? ¿Cómo hemos llegado a esto, a esta debacle espiritual, moral y humana? Algo no marcha bien en la sociedad, en las personas; todo el mundo lo sabe, aunque cada vez son menos los que se atreven a verbalizarlo públicamente por miedo a ser tachado de intolerante, de enemigo del progreso, de enemigo de la humanidad, de terrorista. Simplemente seguimos la corriente descendente hacia las catacumbas de la infrahumanidad que traduce la ausencia de consciencia trascendente y luminosa.

Todos saben que el mundo no marcha bien, nos referimos al mundo incivilizado, occidente, por supuesto, no al mundo islámico o allí donde perviven las luces del espíritu de la tradición primordial. Hasta la degenerada juventud, víctima del atroz adoctrinamiento democrático, es consciente de que “la cosa está muy mala”, pues se ha perdido todo, se han perdido los valores y todos van a lo suyo en las relaciones personales, esto es, a tratar de follar y luego nada, luego más de lo mismo, más fornicio desinhibido y sin un compromiso que posibilite el arraigo del amor verdadero. Los jóvenes se quejan de que la cosa está fatal, de los más maduros ni hablamos, pues lo único que pueden hacer es contemplar silenciosamente como todo se va al garete, sin alzar la voz por miedo a las represalias. La juventud se queja de que todos van a lo suyo, a follarte, pero todos participan de dicha iniquidad, impotentes de enmendarse a sí mismos, pues ese es el precio que hay que pagar por el progreso alcanzado, el precio de vivir una vida arrastrada donde cualquier atisbo que apunte hacia la cordura de la forma de vida tradicional, la manera islámica de vivir, es silenciado en medio del clamor de los estertores de los amodorrados en la decadente corriente cultural que hacia el abismo de la infrahumanidad los conduce.

La copla de Buddy Guy nos habla de esto. Nos habla de la decadencia humana tras décadas de estragos democráticos que ha sumido al ser humano en la total ignorancia de su innata realidad eterna, resplandeciente y luminosa, así como del camino que lleva a ella, del camino que conduce a nosotros mismos: la vía revelada, siendo el Islam su update definitivo.


El amor NO es una emoción excitante, como Hollywood, las series de TV y los expertos del mundo moderno le han hecho creer a la gente…


La copla que estamos comentando habla de la poca vergüenza subyacente a la plaga del divorcio/separación que asola a las podridas sociedades occidentales. ¿Por qué hay tantos divorcios/separaciones? Las cifras son alarmantes, y van a más, nunca a menos. La proliferación de este fenómeno se debe a que la gente ha olvidado lo que es el amor. El amor no es una emoción excitante, como Hollywood, las series de TV y los expertos del mundo moderno le han hecho creer a la gente; sino que el amor es aquello que enraíza en los corazones tras el trato, el contacto y el afecto fiel mutuo y desinteresado entre una mujer y un hombre (el amor homosexual no existe).

Al confundir “emoción” con “amor”, al ganado humano no le queda más remedio que, cuando afloja el primer fulgor de la llama del amor y llega el aburrimiento, buscar reavivar el recuerdo de esa primera emoción excitante ad infinitum en personas nuevas. Estas personas, la generalidad de la sociedad, jamás sabrán lo que es el amor verdadero y acabarán muy malamente, o bien suicidados, o bien drogados y alcoholizados, o bien medicados con somníferos para poder soportar en la inconsciencia el engendro de aquello que han llegado a convertirse después de toda una vida follando y no amando.

La copla de Buddy Guy también no está hablando de la innata tendencia hipergámica de la mujer, esto es, su impulso por emparejarse con hombres mejor situados económicamente que ella. Se trata de una cualidad del carácter exclusivo de la mujer que está enraizado en la fitrah, la naturaleza que nos es propia, por lo que en ello hay una razón y un bien, siempre que dicho impulso natural, como ocurre con toda pulsión innata, quede encauzado dentro de los límites de la sharía islámica (la guía hacia el desenvolvimiento de las luces eternas que los egos constriñen). Una mujer busca en un hombre, a parte de un buen porte físico y un buen carácter, la seguridad; es decir, la mujer al ser el soporte donde se desenvuelve la vida tras quedar inseminada por su hombre, requiere de seguridad, de estabilidad, pues eso es lo que comanda su fitrah, eso es lo que exige el buen desarrollo de su maternidad. Por el contrario, el hombre en una mujer busca sólo belleza de carácter y belleza física, sin prestar atención a su situación pecuniaria. Pueden berrear abajo en los comentarios si no están de acuerdo con esto.

Debido a ello, es bastante frecuente situaciones como la de la copla que estamos comentado, en la que una mujer deja a su hombre por otro más hábil en la adquisición de recursos, mientras que los hombres suelen dejar a su mujer por otras con tetas y culo más potentes, así como con mejor carácter.

Para paliar estos excesos dañinos para el individuo es que el Islam legisla las leyes del divorcio, aparte de educar al hombre en el amor verdadero para que no sucumba a los caprichos del ego. Una facultad del divorcio que el Islam le concedió de manera unilateral a la mujer hace 1.400 años, con bastantes siglos de adelanto con respecto a dicha “liberación” otorgada por la modernidad a las mujeres de hoy en día.

bella arbol.jpg

Todo el mérito le corresponde a Ella.

No tenemos voluntad propia y a Sus pies yacemos muertos.

*

¿Alguna vez te han maltratado? – Buddy Guy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s