Sólo los hombres de Dios tienen la capacidad para hacerlo todo.

El Camino (Tao Te Ching) – Lao Tsu
Adaptado al español – despojosdeoccidente.org

(3)
No prodigues halagos a los sabios
Y así la gente no caerá en la vanidad presuntuosa.
No atesores joyas y bienes preciosos
Y así la gente no irá tras ellos.
Los sabios guían al pueblo
Extirpando los deseos mundanos de sus mentes
Y llenando sus corazones de sabiduría.
De esta forma, el buen gobernante sabio
Se ocupa de llenar los estómagos
Y de vaciar las mentes de deseos;
Se ocupa de fortalecer músculos y huesos
Y de fomentar el desapego;
Se ocupa de que la gente sea lo que son en esencia
Más allá de aquello que crean ser.
Es practicando el no-hacer
Como todo es realmente hecho.

Comentario:

Las palabras de los sabios, tras varias décadas de demoledores estragos democráticos, suenan hoy incomprensibles para las gentes que se consideran a sí mismas personas “estudiadas”. Sin embargo, no hace mucho, antes de la muerte del Generalísimo Franco, en el caso de España,  cualquiera que tuviera un mínimo de bagaje cultural comprendía de qué hablaban los hombres de Dios, con independencia de sus credos particulares. Los hombres de Dios, como el autor de esta joya de sabiduría que estamos comentando –el Tao Te Ching de Lao Tsu- sólo hablan de una cosa: de la condición metafísica necesaria, sin la cual el mundo fenoménico no había sido visto, por carecer de soporte que sustente su manifestación física.

A los expertos del mundo moderno, educadores y especialistas en comportamiento social y en felicidad mundana, se les llena la boca y se les hinchan los pechos cada vez que claman por una “educación en valores”, con vistas a tratar de enmendar a la generación “SELFI”; la juventud criada y educada en democracia, la juventud degenerada. Empero, dichos “valores” de los que hablan los expertos son “más de lo mismo” pero perfeccionado, es decir: los mismos valores que desde hace más de 40 años se vienen refinando y aplicando inmisericordemente como parte de la agenda global de una ingeniería social deshumanizadora tendente a la producción de sociedades decadentes y profundamente enfermas, a todos los niveles – intelectual, cultural, moral, espiritual y físico.

La enseñanza número uno que hay que proporcionar a los individuos de cualquier sociedad que aspire a la salud emocional y al equilibrio justo es que Dios existe; de hecho la Suya es la única realidad real, siendo todas las demás ficticias / impostadas / ilusorias, esto es: el hombre no viene de los simios, y estos a su vez de los gusanos de mar, como pontifican los creyentes en la superstición del ateísmo – el surgimiento del mundo por azar desde la nada -. El ser humano fue depositado en la planicie de la tierra, bajo la cobertura protectora de una cúpula impenetrable adornada con luceros y astros, por el Hacedor Único, la condición necesaria y auto-subsistente que vehicula y soporta la manifestación física, y con el único propósito de que Él se viera a Sí mismo reflejado en las consciencias de los hombres, devenidas en los espejos de las luminarias eternas.

Estas son las cosas que hay que enseñarles a los niños en el colegio con vistas a que de adultos se conviertan en unos seres humanos magníficos, y no en unos desquiciados que sólo piensan en pasárselo bien, en la “imagen” de sí mismos y en ganar dinero para viajar a conocer fascinantes culturas hetero-patriarcales (pues la suya ha sido derruida por el marxismo cultural: igualitarismo, feminismo, sexo descohibido, diversidad de género, homosexualidad, arte degenerado, etc). Enseñen estos valores, los valores de la tradición primordial, y no los “valores” democráticos, y verán como en varias décadas la sociedad sana de sus heridas.

El maestro nos dice: “es practicando el no-hacer como todo es realmente hecho.”  ¿Qué nos está queriendo decir?  Significa que si en el “hacer” interfiere el “ego” se produce una distorsión en la consciencia a modo de velo que impide el despliegue de las luces imperecederas que todo lo alumbran, por lo que perdemos su foco y nos enquistamos en la ilusión de que “yo” soy el que actúa, y no el Hacedor Único. El modo de proceder del “yo” es siempre limitado a la estrechez de sus propias apetencias, por lo que la única manera de hacerlo todo, – de ser Uno con el Todo-,  es reasumir nuestra verdadera esencia luminosa y eterna tras la muerte de los impostores egos y, por consiguiente, del miedo y de las frustraciones que conlleva.

A modo de ejemplo:

atraco1.jpg

Es de noche y estamos cansados, así que nos vamos a la cama a dormir. Entonces comenzamos a soñar, soñamos que estamos en el interior de un supermercado para hacer unas compras cuando de repente entran unos atracadores armados. Todo se precipita rápidamente,  alguien da la alarma y la policía llega enseguida. Los atracadores están muy nerviosos y exigen negociar una salida, si no, los rehenes irían muriendo uno a uno. Para hacerse fuertes en la negociación y demostrar que van en serio los ladrones deciden que tienen que matar a alguien. Piden un voluntario para morir, de un tiro en la cabeza, pero nadie de los cerca de 30 rehenes dice nada, todos están asustados, todos tienen miedo… todos excepto uno. Esa persona que se ofrece a morir para que los demás tengan la posibilidad de seguir viviendo es alguien que sabe que está soñando que “está siendo atracado”; alguien así puede hacerlo todo, incluso dejarse pegar un tiro, ya que es consciente de que está inmerso en una realidad impostada/irreal, y que por lo tanto su muerte será solo una muerte ilusoria, residiendo ahí su liberación con respecto al miedo y a sus frustraciones limitantes.

Los sabios son los únicos que pueden hacerlo todo, que tienen la capacidad para hacer cualquier cosa, pues han reasumido su realidad interna, luminosa y eterna; los demás viven esclavizados a las fantasmagóricas sombras que sus egos impostores proyectan.

Sólo los hombres de Dios tienen la capacidad para hacerlo todo, incluso dejarse pegar tranquilamente un tiro.

sabio4.jpg

¡Allahu Akbar!

Comentarios

One comment on “Sólo los hombres de Dios tienen la capacidad para hacerlo todo.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s