Hoy me embarga una extraña sensación.

Hoy me embarga una extraña sensación – Michael Van Merwyk
Adaptado al español –  despojosdeoccidente.org

Hoy me embarga una extraña sensación;
Haga lo que haga,
Esa extraña sensación me acompaña siempre.
Todo el día esa extraña sensación
Sobre mí se arremolina.

Algunas veces me pregunto,
¿Mi gente me ve?
Algunas veces me pregunto,
¿Mi gente sabe que estoy aquí?
Algunas veces me pregunto,
¿Mi gente sabe cómo me siento?

Estoy solo, aún cuando ellos están a mi lado.
Soy un extraño en una tierra extraña…
Hasta el día en que me muera.

Comentario:

Para ocultar esa extraña sensación de ser unos extraños en un extraño mundo, hacemos todo tipo de cosas extrañas: vamos a fiestas “rave”, vamos al futbol, nos drogamos y alcoholizamos, tenemos relaciones poliamorosas, viajamos a Tailandia… hacemos todo tipo de cosas raras que ofuscan la luz de la consciencia, nuestra verdadera casa, nuestro hogar. Por eso nos sentimos raros aquí en este mundo, porque sólo es nuestro hogar transitorio, no nuestra verdadera morada.

Nos hemos creído el personaje que representamos, al igual que hacen los buenos actores de esas películas que tanto nos gustan. Sólo así, sólo creyéndonos nuestras propias particularidades –  creyéndonos nuestro propio personaje- el velo que nos separa de la luz de la consciencia, nuestra morada eterna, se consolida y resulta creíble; al igual que los buenos actores que se creen lo que están interpretando son los que mejor transmiten las emociones. Lo que creemos ser es la base sobre la que se erige el mundo impostado de las proyecciones egocéntricas, y somos tan buenos actores que ni siquiera dudamos de que nuestro pequeño mundo pueda no ser real. Sin algo con lo que identificarnos el “ego” está muerto, por eso jamás dudamos de que seamos este cuerpo, este trabajo, esta habilidad, estas emociones, estos pensamientos, esta enfermedad, este dolor o este gozo.

Sin embargo,  sobre la fachada impostada de lo que creemos ser se producen de cuando en cuando brechas, por las cuales la luz se filtra, la luz de nuestra verdadera esencia subyacente al velo de las imputaciones egocéntricas; nuestro verdadero hogar soterrado bajo capas y capas de distracciones vanas. Por eso, a veces nos sentimos raros, nos sentimos extraños en una extraña tierra, rodeados de gente extraña a los que no reconocemos ni son capaces de reconocer el personaje que estamos interpretando.

tragic

Casi siempre las películas de nuestras vidas terminan siendo una tragicomedia de las malas, soporífera y tediosa, en la que hemos representado un personaje, o varios, de tercera. Al final todo terminará como en el teatro, levantándose el telón de la irrealidad y regresando a casa con nuestro propio bagaje de lecciones aprendidas o desaprovechadas.

bella sol1.jpg

Todo el mérito se debe a Ella.

*

Hoy me embarga una extraña sensación – Michael Van Merwyk

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s