Un tiempo para amar, un tiempo para luchar y un tiempo para morir.

Estamos en guerra contra el degenerado mundo moderno, y jamás capitularemos. Tenemos una espada en la diestra y en la siniestra una rosa. Tenemos una katana y una bandada de gorriones, que a nuestro llamado acuden para recordarnos quienes fuimos, y quienes somos: espaciosidad incondicionada preñada de la luminosidad inobstruida de la consciencia despierta que se sacudió el sopor del letargo de esta ilusoria vida. Ellos, los gorriones, bien lo saben. Y por eso vienen a reconfortarnos cuando olvidamos.

Un tiempo para amar, un tiempo para luchar y un tiempo para morir; sólo un hombre de verdad, un auténtico guerrero, sabe darle a cada cosa su sitio, su lugar justo, acorde a las exigencia del  devenir de la particularidades que los vientos de la predestinación trajeron a su vida. El tiempo para amar ya pasó, ella es testigo; el tiempo para luchar se está agotando y el tiempo para morir… ya se acerca.

Somos guerreros, cual legendarios paladines entregados a una noble causa que se sabe perdida; guerreros en un depravado mundo luchando a muerte por nuestra humanidad no deconstruida para volver a ser construida de nuevo al gusto del malsano ambiente cultural de los obnubilados en los convencionalismos de estos tiempos oscuros, al gusto de los ensimismados en la vana búsqueda del placer mundano como única alternativa para hacer frente a aquello en lo que se han convertido: gentes tristes, almas famélicas que siempre tienen necesidad de algo, espíritus sombríos en deambular funesto sin un rumbo preciso en pos de la verdad, soterrada bajo el peso de sus anquilosados egos. Hombres tristes sin mirada luminosa, trascendente.

La espada cortará la rosa, la katana hendirá el vacío y nuestra bandada de gorriones vendrá para prendernos y llevarnos alto, muy alto, hacia la calidez de los soles de la presencia alumbradora, omniabarcadora y omnipenetrante, en el amanecer del alba de nuestra autentica realidad, no nacida y no muerta.

La espada cortará la rosa, la katana hendirá el espacio y rasgará el velo, para que lo que nunca dejó de ser, sea; y para que lo que nunca fue, se desvanezca en la irrealidad de su propia inexistencia.

La espada cortará la rosa, y la lágrima reasumirá su agua en el océano sin orillas de la presencia única, deviniendo así libre. Entonces, de la fuente de las luces primigenias una emanación fulgurante tomará posesión de lo que de mí quede, y Ella me hará suyo, uno con el único, indiferenciado del resplandor de sus luminarias imperecederas.

De Ti a Ti voy, oh amor; Tú eres el arquero y Tú eres el arco; Tú eres la flecha y eres aquello que la impulsa; Tú eres el buscador y eres lo buscado. Tú eres el dinámico fluir que todo lo mueve, desde antes incluso de su exteriorización en las formas que perecen; y aún en ellas, sigues siendo Tú, absolutamente pura. Absoluta trascendencia, luz y belleza eres, y lo demás no es más que un sueño. Tú y yo somos uno, siempre.

flecha1.jpg

Para dar en el blanco ella no ha de pensar en nada, sino hacer lo que debe; mirar, tensar, apuntar y disparar, sin que medie el pensamiento acerca de esto o aquello, y mientras cultiva la muerte con respecto a la expectativa. Así, en estado de perfecta unidad con el objetivo, en estado de total ausencia, sin que medie el observador, ni lo observado ni la acción de lanzar la flecha, ella siempre acierta, logra el éxito y está en estado de bienaventuranza perpetua. Y esto es así, por más que se le clave el dardo a algún desdichado que tras la diana pase.

La muerte es la clave del éxito en las artes marciales, y en la vida.

Nuestra bandada de gorriones ya vuela bajo para llevarse los restos de este cuerpo. Si Dios quiere, no quedará atrás nada, tan solo un tenue eco desvanecido.

arco1.jpg

Todo el mérito le corresponde a Ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s