El maltrato a los ancianos en las residencias es ya una emergencia, según expertos.

cadenaser.com, 21-10-2019.
Catorce residencias de mayores del norte de Madrid han sido sancionadas en los últimos cinco años.
Las sanciones más numerosas son las relacionadas con fallos en la alimentación, higiene, aseo, atención sanitaria o farmacéutica.

***

Comentando este despojo:

Como siempre, como nos tiene acostumbrados la prensa mamporrera occidental al servicio de que el ganado humano siga siendo eso, ganado, y no seres humanos; una vez más como es habitual se trata de una noticia no falsa, sino engañosa, cuyo objetivo es encubrir la verdadera noticia. Y aquí la verdadera noticia es que el hombre occidental moderno se desentiende de sus padres ancianos y los llevan a ser arrumbados a residencias de desechos humanos donde terminarán finalmente de podrirse, amargamente solos, desolados. Esa es la noticia.

Los síntomas de la enfermedad terminal de occidente son intrascendentes y jamás deberían ser constitutivo de noticia; que tenga un par de grados más o menos de fiebre el paciente es irrelevante, que sean 14 o 16 las residencias de mayores afectadas no importa, que la mierda en dichas residencias llegue al techo o esté a punto de hacerlo es lo de menos, pues lo de “más” es tratar de dilucidar por qué hay mierda y por qué se trata a los ancianos en dichas escombreras humanas como a trastos. Es más, lo importante es dilucidar por qué existen dichas residencias y los hombres en occidente no se hacen cargo de sus padres ancianos en casa.

Como hemos estudiado la tradición primordial pergeñadora de civilizaciones, el equipo de despojosdeoccidente.org está en condiciones de proporcionar respuestas satisfactorias y lógicas a la debacle humana en occidente, uno de cuyos principales síntomas es la desafección del occidental con respecto a los ancianos, a los que da un trato vejatorio e inhumano a la espera de que mueran en el total abandono y la frialdad de las residencias de ancianos y hospitales.

Las cosas que ocurren en occidente, traducidas por esa terrible falta de humanidad imperante que la cosmovisión atea y materialista propicia, son inauditas en el mundo civilizado, esto es, en el mundo islámico o allí donde el espíritu de la tradición pervive. Básicamente lo que se denomina como “oriente”. Y esto es así porque el ciclo histórico está declinando y está a punto de expirar.

Uigura-850x491.jpg

Los señores de la foto son musulmanes chinos de etnia uigur que seguramente morirán felizmente en sus casas, rodeados de sus seres queridos, y no en una residencia de desechos humanos ni en un hospital, sedados y entubados, tal y como se estila en occidente. Para acompañar su gozosa y luminosa muerte serán recitados versículos del sagrado Corán a modo de inspiración para el moribundo y para los presentes, al mismo tiempo que perfila sus palabras finales, que serán de cariño y de recordatorio hacia sus seres queridos para que se afiancen en la fe que trasciende este ilusorio mundo en espera de que el Creador los convoque a su presencia. Por el contrario, en el incivilizado occidente a los viejos los llevan a las residencias de escombros humanos y a los hospitales, donde morirán drogados, entubados y sin luminosa consciencia.

Estas cosas ocurren porque el occidental moderno ha sido criado y educado en la superstición del ateísmo (el surgimiento por azar del mundo desde la nada) y la ciencia materialista es la nueva religión, por lo que los ancianos ya no son depositarios de la sabiduría y respetados como tal, sino que sólo son depositarios de la mierda que poco a poco va trepando por las paredes hasta llegar al techo de las escombreras humanas donde los arrojan como trastos inservibles para que se pudran y se mueran de pena. Lo único que le interesa al occidental de los viejos son sus exhaustas pensiones, de las cuales de forma vergonzosa se aprovechan.

El sol de la humanidad está declinando y se pone, siendo el poniente por donde empieza a ocultarse y sus rayos ya apenas calientan ni alumbran la verdad de aquello para lo cual fue desplegada la tierra, y el ser humano depositado en ella. La Inteligencia Creadora dispuso el diseño humano patente en codificación de la secuencia de ADN para albergar la consciencia, a modo de espejo para que Él se viera a Sí mismo reflejado, pues no pudo  contener la profusión de Sus luces y se derramaron, dando así lugar a la creación, en sus distintas coagulaciones lumínicas que son las formas.

Cuando la consciencia humana deja de ejercer de espejo de las luces primigenias e imperecederas, esto es, cuando el ser humano se olvida de Dios, del Creador, y no lo busca, pues ya sólo se busca a sí mismo, cuando ocurre eso entonces el espejo del hombre ya no cumple la función para la cual fue creado y se rompe.

Lo que estamos contemplando en occidente no es más que la cristalización de la infrahumanidad bajo la forma de una barbarie multifacética: transgéneros, relativismo moral, sexualidad descohibida, orgullo gay, empoderamiento feminista, hedonismo, culto al cuerpo, violencia escolar, poca vergüenza, maltrato a los ancianos, etc. En definitiva, estamos ante la paulatina e inexorable degradación de las consciencias, cuya herrumbre acumulada de las psicopáticas proyecciones de los egos sin educar inhabilita el reflejo de las luces, por lo que las fantasmagóricas sombras de los apetitos y caprichos mundanos, propios del desquiciamiento existencial de la vida materialista, es lo que predomina y lo que se exterioriza. El declinar del sol de la humanidad también se cierne sobre oriente, aunque más lentamente, pues estamos ante el cierre definitivo de la historia, que se culminará cuando los últimos sabios, cuando los últimos hombres de Dios que aún queden en las cuevas de Afganistán o entre las mezquitas e iglesias derruidas de Siria, perezcan. Entonces, Ella ya no verá Su hermosura, radiante y eterna, reflejada a través del espejo de las consciencias, y la creación será plegada y arrojada a alguna oscura fosa.

No será el final. Pues la balanza de la Justicia Divina está presta para que todo sea medido, pesado y recompensado, en su justa medida.

(7) Quien haya hecho el peso de un átomo de bien, lo verá; (8) y quien haya hecho el peso de un átomo de mal, lo verá.

Corán, sura 99.

Los expertos ateos del mundo moderno pueden seguir pontificando y pregonando estrategias capacitadoras del éxito personal en pos de fascinantes logros mundanos; los coach en inteligencia emocional pueden seguir haciendo apología de cómo canalizar las emociones en nuestro propio provecho; todas esas Gretas pueden seguir vociferando la paranoia de la hecatombe climática para regocijo y distracción de los borregos; los especialistas en exprimir la vida para sacarle todo su meollo y no morir sin haber disfrutado y triunfado como se merecen pueden seguir su labor encomiable al servicio de contaminar las consciencias… el hecho es que lo único que va a ser exprimido aquí van a ser los sesos de todos esos expertos en ser feliz, a medida que la deuda pública y privada sigue creciendo, los servicios públicos menguando y la hucha de las pensiones termina de romperse. Entonces, toda esas hordas de zombis, los excluidos, los desarrapados por el sistema, que una vez soñaron poder ser feliz y empoderarse en esta vida irán a por ellos, a por todos esos expertos hijos de la gran puta para sorberles el cerebro y comerse sus malolientes tripas.

barbarie2.jpg

2 comentarios sobre “El maltrato a los ancianos en las residencias es ya una emergencia, según expertos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s