Ella se bebe los mares.

Somos monjes guerreros

Al servicio de nuestra amada;

Ella quedó prendada en la belleza

De las formas primigenias

Antes de que fueran desplegadas.

Ella no deja de buscar la belleza

Allí donde sus luces despuntan,

Sin saber que es su propio reflejo

Lo que realmente busca.

Ella quiere volver al candor

Y al calor de los primeros fulgores,

Antes de la separación del desencuentro;

Ella quiere volver a la fuente

De sus resplandores eternos.

Ella se bebió los  mares de la desilusión

Hasta que clareó la luna de su presencia;

Desde entonces somos inseparables,

Y allí donde Ella mira

Se ilumina mi consciencia.

(c) despojosdeoccidente
Derechos reservados para el disfrute de los enamorados y de los enajenados mentales que no precisan de enajenantes drogas.

Comentario:

Se trata de una coplilla de amor dedicada a su candor y escrita al calor de la nobleza de su regazo. Ella alumbró el mundo y cuanto contiene, y luego lo adornó de belleza. Luego tendió el velo de la contingencia para que jugáramos a desgarrarlo y a encumbrarnos a su presencia.

El hombre no viene del mono, como afirman los creyentes en la superstición del ateísmo, sino de Ella.

velo despo.png

Dedidado a Salma, la mujer primigenia.

Comentarios

One comment on “Ella se bebe los mares.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s