Poema de muerte (23)

El velo fue rasgado

De parte a parte;

El espejo de sus fantasmales formas

Fue quebrado y hecho añicos.

La horda de demonios

Reasumió su luminoso origen

En la eternidad del no tiempo,

Del no fin y del no principio.

(c) despojosdeoccidente – Derechos reservados para el disfrute de los amantes de Salma, la mujer primigenia.

Comentario

Se trata de un poema de muerte que hablada de que la muerte es una ilusión, la vida es una ilusión, y las formas son realidades impostadas e ilusorias erigidas sobre la ilusoria creencia en una individualidad separada de Salma, la fuente de las luces.

Los demonios son las manifestaciones de la emociones conflictivas erigidas sobre la base del ilusorio miedo a la muerte y a la vida.

c8c95da03f45b329add4f289187e6151.jpg

Todo lo que no es Ella está muerto en la irrealidad de su propia inexistencia.

*

Dedicado a Salma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s