Poema de muerte (27)

El destino es un afluente cristalino

Que va a dar al océano sin orillas

De la presencia desvelada

De la única realidad.

(c) despojosdeoccidente – Los derechos no están ni reservados ni no reservados.

Comentario:

El destino es un afluente cristalino, y la muerte es su desembocadura. Allí, en el océano sin orillas de la presencia única desvelada, las sombras de la vida reasumen su luz alumbradora. Allí los amantes se vuelven a encontrar, tras el sueño del extravío de esta fugaz vida separada. Allí Ella se desnuda, y canta y baila, en un éxtasis de gozo puro.

danza1

Harinie Jeevitha – Bailarina Sagrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s