Acerca del sufrimiento.

60 cantos de Milarepa (n.18)
Adaptado al español por despojosdeoccidente

Shiwa Aui dijo: “Por favor, háblanos ahora acerca del sufrimiento de los seres humanos”. En respuesta Milarepa cantó esto:

Los seres humanos estamos dotados
Con la capacidad para hacer el bien o el mal,
Debido a nuestra propia naturaleza
Compuesta por los seis elementos
(Agua, tierra, fuego, aire, espacio y consciencia).

Ustedes, jóvenes aspirantes a la verdad,
Debéis dilucidar el núcleo y la cáscara
De las enseñanzas sagradas,
De modo que su estudio
No os conduzca a la confusión.

Si no comprendéis dónde está enraizada la mente,
Meditar durante años resulta inútil.
Sin sinceridad y buenos deseos,
Las generosas ofrendas de nada sirven.

Sin ayudar a todos por igual,
La ayuda a nuestros amigos es estéril.
Si no se sabe dar el consejo apropiado a cada hombre,
Hablar y hablar solo trae problemas
Y discordias.

Aquel que conoce realmente el camino
Es capaz de ayudar a cada cual
En función de su configuración psicológica,
Mediante palabras convenientes
En aras de un fructífero y sabio beneficio.

Aquel que no se conoce a sí mismo
Puede causar un gran daño a otros
A causa de su ignorancia.
Cuando afloran los buenos deseos en la mente propia,
Hasta las piedras del camino se convierten
En semillas de virtud.

Una persona demasiado puntillosa/escrupulosa
Jamás sabrá lo que es relajarse,
Al igual que un perro glotón desconocerá
Los beneficios de no saciarse,
Y al igual que un maestro sin escrúpulos
Desconocerá lo que es la mala conciencia.

Los ricos son miserables en su riqueza
Y los pobres son miserables en su pobreza.
¡Ambos son seres miserables, con o sin dinero!
La felicidad llegará, queridos amigos,
Si practicáis las enseñanzas sagradas (dharma).
Recordad mis palabras
Y practicad pacientemente.

Comentario:

El maestro ha hablado, pero ¿quién entiende y atiende hoy sus palabras?. La verborrea de los necios es lo único que se escucha en este decadente mundo occidental moderno; palabras huecas de huecos de corazón y mente, tratando de aleccionar a la gente acerca de vivir feliz y empoderadamente. Ciegos guiando a ciegos. Los ideólogos de la modernidad ya consiguieron destruir a la mujer minusvalorando su rol de madre y esposa a lo largo de la historia, por lo que ya casi todas, en la incivilización occidental, ven la maternidad como un obstáculo vital frente al disfrute mundano y la promoción laboral, yéndose todo al garete, tanto ellas como ellos, que ante la ausencia de mujeres como Dios manda se volvieron todos maricones o en vías de mariconización. Para paliar la frustración de no ser verdaderos hombres ni verdaderas mujeres, proliferaron los expertos en felicidad mundana, que hablan de todo excepto de lo que realmente importa, es decir, que sólo hablan de lo que no importa: de cómo ser felices y triunfar en este mundo, al estilo de la cosmogonía del hombre-simio increyente en la trascendencia de la consciencia.

La felicidad de este mundo de polvo y sombras es fútil e intrascendente, y sus formas vacías son impotentes ante aquellos que se establecieron en su morada verdadera, tras el amanecer deslumbrante de las luces desveladas de nuestra realidad innata, más allá de esta ilusoria apariencia erigida sobre el caprichoso tomar y dejar de los egos impostados e impostadores.

El placer mundano es una fosa fría y oscura que jamás puede ser colmada; por más que uno engulla emociones excitantes, siempre estará necesitado de más, para tratar de tapar ese frío abismo. Pero al fondo, sólo al fondo de esa oscuridad está la joya oculta de lo que somos, en la plenitud de una incontaminada y perenne dicha que resplandecientemente se abre, cuando abandonamos el anquilosamiento de las formas que vemos asomarse al mundo.

Sólo en la muerte de lo que nunca fue, sólo en la aniquilación de la idea de “yo”, sea cual sea esa idea, está la felicidad y el triunfo último.

(96) Repele la maldad con el bien. De sobras sabemos cómo entienden los asuntos. (97) Súplica a tu Señor y refúgiate en Él de las sugestiones diabólicas de los shayatin, (98) y de que acudan a ti con su maldad.

Corán, Sura 23 –  Los creyentes

bella besa1

¡Allahu Akbar!

Un comentario sobre “Acerca del sufrimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s