Ya no hay hombres.

Vivir en occidente siendo un hombre con una educación y configuración mental al estilo oriental, fraguada en la cosmovisión trascendente del Islam, es muy divertido, ya que las cosas que leemos en la prensa mamporrera occidental y las cosas que vemos en la calle cuando salimos a pasear nuestra indumentaria de hombre ancestral, son ciertamente para partirse el culo de la risa, si es que no fuera tan descorazonador saber la miserable y ruinosa existencia desconscienciada que lleva, en esta parte del mundo, el hombre-simio increyente en la trascendencia de la consciencia.

En la edición de hoy de “delirios de occidente” leemos una noticia muy cachonda. Y es que una tal Carolina, una joven milanesa de 24 años, fue recientemente al show televisivo “First Dates” (España) en busca de pareja amorosa, y sorprendió a todos al afirmar que en Italia, ella y su cuadrilla de amigas, llaman a los hombres “las nuevas mujeres”, pues los italianos ya no buscan a las mujeres ni las cortejan para conquistarlas, aunque sea solo para echar una simple follada. “Eso era antes”, afirmó Carolina.

carolina-en-first-dates.r_d.683-384

Carolina en “First dates” (España) – CuatroTV

¿Qué significa esto? Esto significa lo que llevamos significando aquí, en este blog de despojos, desde su inauguración: que en occidente ya apenas hay hombres 100% heterosexuales, y los pocos que quedan se han adherido a la filosofía MGTOW (hombres que prescinden de las mujeres) con vistas a salvaguardar su integridad psicológica de los estragos de interactuar con la mujer empoderada, feminista, atea, hedonista y desquiciada que a sus anchas campa por todo occidente.

Esa es la cruda realidad, la descorazonadora realidad de la innegable mariconización de las sociedades occidentales tras décadas de inmisericorde adoctrinamiento feminista, homosexual y de género.

Ante semejante tesitura de una falta total de tesitura, la mujer occidental tiene dos alternativas:

Opción 1

Seguir como hasta ahora, esto es, seguir usando los paliativos de la diversión frívola, de las fiestas, del alcohol, de las drogas, de los fármacos anti-depresivos, de los somníferos para poder dormir y de las discotecas, para poder medio sobrellevar vivir una vida sin consciencia y en la soledad de ellas mismas, ante la falta de expectativas de encontrar a un buen hombre heterosexual que la haga feliz y sentirse mujer, más allá de que algún bisexual se la quiera follar algún día.

Opción 2

Ir a una librería y comprar una buena traducción del Noble Corán. Estudiar el Noble Corán y aplicar sus enseñanzas, gracias a las cuales empezará a saber lo que es la vergüenza, el honor, la nobleza, el pudor, la generosidad, la modestia y en definitiva la alegría de ser una mujer portadora de la semilla de la fertilidad y de la vida. Esas son las mujeres que nos gustan a los verdaderos hombres, a esos hombres que ya están extintos en occidente, a los cuales seguro que atraen si adornan sus vidas con las cualidades islámicas, pudiendo optar así a una vida feliz y plena, al estilo de la mujer musulmana.

Para terminar, aquí somos creyentes en la libertad de expresión, y la ejercemos; pues si hay libertad para cagarse en Dios en los foros públicos, como hace el degenerado actor español Willy Toledo, también debe haber libertad para decir lo que aquí decimos.

delirios de occidente, 18-feb-2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s