El lunar negro de Su mejilla – Poesía

Del libro “Un paseo por el jardín oculto de las rosas”
-Mahmud Shabistari-

Adaptado al español por despojosdeoccidente

 

El solitario lunar negro de Su mejilla

Es el centro de una circunferencia

Que, desde él, se expande ilimitadamente.

Los dos mundos brotaron de ese centro;

Tanto el corazón de Adán como su individualidad.

 

Los corazones sangran de anhelo

Porque son un reflejo de ese lunar negro

De Su mejilla;

Ambos, la fuente y su resplandor,

Están irremisiblemente unidos.

No hay forma de que los reflejos

Puedan escapar a Su luz.

 

En la unidad no hay dualidad posible;

Pues única es la raíz donde la unidad

Se enraíza y se asienta.

 

Me pregunto si mi corazón es un reflejo Suyo,

O si Ella es el reflejo de mi corazón.

¿Mi corazón viene de Ella?

O bien, ¿Ella viene de mi corazón?

Me pregunto si mi corazón está en Ella,

O si, acaso, Ella está en mí.

Esto parece ser un secreto oculto en lo profundo.

¡Ay de mí!

 

Si mi corazón es Su reflejo,

¿Por qué es siempre tan inestable?

A veces cansado y exhausto,

A pesar de que Su ojo lo alumbre.

A veces oscilando libremente

Como las ondas expansivas

De Sus ondulantes rizos.

A veces reluciendo radiante

Como la luna llena de Su noble faz.

A veces tenebrosamente oscuro

Como Su negro lunar.

 

A veces merodeando las mezquitas,

O las sinagogas;

A veces merodeando los cielos,

O los infiernos;

A veces deambulando más allá de cualquier horizonte,

O bien enterrado en alguna oscura sima

En las profundidades de la fría tierra.

 

Una vez que se rompe el hechizo,

El que aspira a la verdad

Retorna a los dulzores del vino,

Retorna a las luces,

Retorna a la belleza.

Comentario:

Desde Ella, en Ella, por Ella y con Ella es el majestuoso despliegue que el ojo contempla. No hay otra realidad que la Suya, no hay otra realidad que Sus luminarias eternas, no hay otra realidad que Su radiante resplandor, no hay otra realidad que Sus fulgores cegadores, no hay otra realidad que Sus bellas planicies rebosantes de vergeles, no hay otra realidad que la luna llena de Su faz resplandeciente, no hay otra realidad que ese lunar negro de Su mejilla, no hay otra realidad más que Ella…

Y lo demás es soñar que estamos despiertos y sufrientes; y lo demás es soñar que Ella nos soltó de la mano y que deambulamos solitarios y apesadumbrados por este vasto e inhóspito mundo.

Comentario del comentario:

Violentar derechos es muy gratificante, cuando no hay derecho a que no haya derecho a ejercer el derecho de traducir al español las palabras de sabiduría de los sabios, palabras acerca del ámbito de la perfecta pureza, radiante y trascendente, más allá de causas y condiciones, más allá de la muerte y el nacimiento, más allá de derechos o inderechos. Un ámbito que reside más allá de la ilusoria apariencia de este mundo contingente en declinar continuo, que no es más que un espejismo. Así que, si Dios quiere y nos da ese derecho, seguiremos traduciendo al español los poemas de nuestro maestro Mahmud Shabistari.

leer4

¡Allahu Akbar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s