Cien mil corazones tiene Ella maniatados.

Del libro “Un paseo por el jardín oculto de las rosas”
-Mahmud Shabistari-

Adaptado al español por despojosdeoccidente

Si me preguntas por el origen
De los ondulantes rizos de Su negra cabellera,
No sé qué responder, pues ahí hay un secreto oculto
Que solo los verdaderos amantes desvelan.
Ellos, a causa de su locura de amor, están presos
De Su belleza, y atados a Ella
Con una cadena de oro.

He hablado abiertamente de los resplandores
De esa unión, pero la gloria final y verdadera
Está oculta en las fascinantes ondulaciones de los rizos
De Su negra cabellera, de la cual nada puede ser dicho,
Haciendo que el camino hacia Ella
Sea siempre fatigoso, intrincado y difícil.

Las ondulaciones de Su negra melena
Envuelve los corazones de los amantes,
Dejándolos como aturdidos con respecto
A este contingente mundo;
De un lado a otro van dando tumbos,
Ebrios de amor,
En un estado de excitación perpetua.

Cien mil corazones tiene Ella maniatados
Y encadenados a los encantos de Sus efluvios de amor;
¡Ay de mí!

Ni un solo incrédulo permanecería en este bajo mundo
Si llegaran a atisbar el estremecimiento
Que Su seducción induce
En los corazones de los enamorados.
Y ni un solo creyente permanecería en este bajo mundo
Si Ella no los apartara de Sí
Para ponerlos a prueba.
¡Ay de mí!

Si los amantes quedaran desarraigados,
Rotos y desechos aquí,
En este bajo mundo de barro y polvo,
No importa…
Pues sus noches y sus días
Radiantes siempre brillan.
Al igual que una araña extiende su tela para apresar,
Así Ella, la Amada, extiende su ondulante cabellera,
No dejando un solo resquicio sin cubrir.

Ella sacude la caravana de la razón,
Quedando perdida y dispersa,
Y anuda los corazones
Con un anudamiento irresistible.

El dinámico fluir de Su cabellera
Nunca se detiene;
Y se despliega de noche o de día,
Y se manifiesta tanto en las simas del dolor
Como en las maravillosas cumbres
Desde las que se alzan los deleites.

Adán fue creado cuando el aroma a ámbar
De Su perfumada cabellera
Fue soplado por el viento
En su arcilla.

Yo tengo otro ejemplo que ofrecer:
Ardo de impaciencia por el reencuentro,
Y al borde de la extenuación me hallo
Mientras juego a arrancarme el corazón del pecho.
El velo de los negros y ondulantes rizos de Su cabellera
No volverá a entorpecer mi anhelo de visión
De Su bella faz,
Que ahora luce esplendorosa y radiante.

Comentario:

Este mundo es una prueba de fe y de fidelidad. Ella juega a desplegarse y a reconocerse a Sí misma, en un despliegue y repliegue continuo de luces que a la consciencia se asoman. Los que reflejen fielmente su luz serán los afortunados con el reencuentro en su innata realidad interna, que nunca dejó de ser, por más que los velos de las identificaciones egocéntricas lo mantengan oculto. Por el contrario, los infieles, esto es, los incrédulos con respecto a las luces eternas que en los corazones moran, también conocidos como “ateos” o “encubridores”, están condenados a un vagar perpetuo entre las sombras de este mundo contingente de barro y cenizas, erigido sobre el ilusorio soporte de un “yo” propio, en apariencia independiente.

A cada cerdo le llega su hora de ser degollado, y los ateos y los malhechores no podrán evitar su inevitable e inminente día del juicio. Lo que se abra entonces a la consciencia será tremendo, y en ello deambularán asustadizos y perdidos, sin saber cómo salir.

Menos democracia y menos hacerle caso a los niñatos influencers, y más estudiar los libros sagrados y las enseñanzas de los sabios del mundo antiguo.

(88) Y si es de los próximos (89) –sosiego, fragancia y el Jardín de las Delicias. (90) Y si es de los de la derecha (91) –“Salam” (paz), saludo de los compañeros de la derecha. (92) Pero si es de los extraviados forjadores de embustes (93) –agasajo de agua hirviendo (94) y arder en el yahim. (95) Con toda certeza que esta es la verdad. (96) Ensalza, pues, el nombre de tu Señor, el Grandioso.
Corán, Sura 56.

mujer tambor

Una mujer tocando el tambor convocándonos a su desquiciante y abismal presencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s