El hundimiento – Un enfoque escatológico

Tras el ataque de falsa bandera del 11-S el mundo cambió, eso decían los expertos en las mesas de debate de los mass-mierda; hubo un antes y un después de que el mossad israelí y la CIA estadounidense derribaran las torres gemelas en un ataque cuya espectacularidad nos mantuvo pegados a las pantallas de TV durante semanas, y meses, mientras nos inoculaban un atroz miedo a los moros, es decir, a los musulmanes. El terrorismo islámico “made in” Israel había nacido, y la gente tenía miedo, mucho miedo a los barbudos morunos. Israel estaba rodeado de enemigos islámicos, y había que empezar a sacrificarlos, empezando por Iraq, cuyo líder Saddam Husein empezaba a desmarcarse de la agenda sionista, tras el fin de la guerra impuesta -por el deep state- de Iraq contra Irán.

Había en ese país terrorista –Iraq– armas de destrucción masiva, y el mundo estaba en peligro, por lo que todo el mundo civilizado estuvo de acuerdo en ir a la guerra contra el tirano para llevar la democracia a aquel país, aún a costa de asesinar a millones de inocentes. Se cumplió la masacre, y a occidente le pareció bien. Ahora podían seguir disfrutando de sus fiestas y de las orgías sexuales sin miedo; ahora podía explayarse, plenos de excitante jolgorio, en sus aquelarres homosexuales y en sus marchas reivindicativas feministas; ahora podrían disfrutar de la vida mundana sin temor a que unos moros, a grito de “¡alá es grande!”, se inmolaran en medio de una congregación de ateos hedonistas. Pero el terror islámico siguió vigente, y el mossad israelí continuó con su agenda terrorista de falsa bandera, pues era importante que la gente no se olvidara de que todo musulmán es un potencial terrorista y un enemigo de la humanidad.

Ahora, con el ataque biológico del virus de laboratorio Covid19, el mundo vuelve a cambiar, pero esta vez el enemigo somos todos –todos los seres humanos-, pues cualquiera podría ser un infectado y  transmitir la enfermedad, aunque no presente síntomas. El ganado humano está acojonado en la reclusión de sus casas -rumiando la frustración de no poder follar y viajar- por miedo a morir de una simple gripe, y de esta forma se le da vía libre a la gobernanza global satánica para acelerar y culminar su agenda de reducción poblacional y de control total y absoluto del remanente que sobreviva.

La purga humana se producirá, es inevitable, pues el deep state desea un mundo más pequeño y manejable, donde la carga de trabajo recaerá principalmente en máquinas monitoreadas por una IA (inteligencia artificial), a la cual todos estarán conectados a través de implantes de nanotecnología que serán inoculados mediante la tan anhelada y salvadora vacuna. La gran reducción poblacional del ganado humano será a consecuencia de la guerra mundial nuclear que se desatará pronto; las élites políticas ya se preparan en sus respectivos búnkeres ocultos. Tras varios años de hambruna y de canibalismo zombi generalizado en las desoladas ciudades, comenzará la cristalización del NWOS –nuevo orden mundial satánico, donde los supervivientes serán conectados a la nube (IA) y despojados de cualquier resto de humanidad que pudieran conservar todavía.

Tras el momentáneo triunfo de la bestia el mundo será plegado, como se pliega un pergamino, los muertos se levantarán de sus tumbas y el Juez Supremo, desde el ámbito incondicionado de la perfección absoluta, impondrá Su divina justicia.

(18) ¿Acaso están esperando que les llegue la Hora de súbito? Sin embargo, sus signos ya han llegado. ¿De qué les servirá entonces recordar? (19) Por lo tanto, sabe que no hay ilah (ser trascendente), sino Allah. Pide perdón por tus faltas y por los creyentes y las creyentes. Allah conoce vuestra actividad y vuestro reposo.

Corán, sura  47

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s