El suicidio, una opción más coherente que la revolución

Un demoledor artículo de nuestro amigo Abu Bakar Gallego (sondas.blog)

SOndaS - enviando mensajes

Resulta imposible seguir la partida, pues cada día se juega a un juego diferente. Y de eso se trata –generar tantas señales que no se puedan rastrear las huellas de la caravana. Es mejor hacerse sordo a las informaciones y analizar el suceso en base a los resultados que se están obteniendo.

La gente tiene miedo y no tiene más dios ni más familia que sus sociedades y los gobiernos que las protegen y dirigen. No ha quedado nada más, y para la gran mayoría es suficiente –el banco, la farmacia, la escuela y el hospital. Así son las ciudades de juguete con las que juegan los niños. Hay una ambulancia y una moto de policía. Así también son las ciudades en las que vivimos; ciudades de juguete para muñecos. Sin embargo, es mejor aceptar este estado de cosas o suicidarse antes que intentar organizar una revolución. Rebelarse contra el…

Ver la entrada original 782 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s