Ella lo es todo para mí.

Sobre el espejo límpido de la consciencia,

Libre de los nubarrones del apego,

Emergieron los impetuosos soles

De Su sublime presencia;

Ella lo es todo para mí,

Siempre lo fue…

Pero ahora que muero es cuando lo ha visto

El ojo de la certeza.

-despojosdeoccidente

COMENTARIO:

Se trata de un poema de muerte que nos remite un lector anónimo desde el anonimato de la matriz profunda. Desde esas profundidades, insondables para el ojo no acostumbrado a sus lumínicos resplandores perpetuos, inmaculados, cegadores y sublimes, nos ha hecho llegar su poema de despedida.

La Luz de la Verdad que en los corazones mora es cegadora. ¿Por qué? Porque su fulgor anula cualquier otra realidad que no sea la Suya. En esta comprensión y sabiduría moran, viven y mueren los hombres de Dios; los verdaderos hombres, aquellos que hicieron olvido de todo para perpetuarse a Su lado, en la eternidad -sin fin ni principio- de Su pura presencia.

turq1

Una mujer rodeada de lámparas.

-Gran bazar de Estambul-

Ella es la luz de las luces, guía y quibla de todos los dominios.

Un comentario sobre “Ella lo es todo para mí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s