La fuente del amor secreto

Cese en su aflicción y se regocije

Aquel que conozca las penas de mi corazón,

Pues mi sufrimiento ha llegado a su fin.

Ya no hay sitio en mi corazón para la tristeza:

He alcanzado mi objetivo, que era la Unión.

Alabo al Señor del Cielo, me prosterno hacia la quibla

Y digo: ¡Hoy he sido aceptado!

Estaba sepultado en el sueño de la distracción,

Pero he aquí que he despertado a la Alegría.

¿Quién temerá ahora las palabras del envidioso

O del tramador de intrigas?

-Sidi Qaddur l-‘Alami

COMENTARIO:

Ahora que hemos despertado del sueño del olvido de nuestra auténtica realidad, más allá de esto o de aquello, ¿Quién temería? ¿Quién podría sentir ahora las agónicas punzadas de la muerte y del miedo?

Nos hemos alzado, victoriosos, sobre una oscuridad de tinieblas que una vez se cernieron sobre nuestro ojo, nublándonos de la visión verdadera, siempre esplendorosamente radiante, majestuosa y bella.

Exaltado sea el Señor de Trono Inmenso, sobre Sí mismo asentado, pues nos concedió algo sorprendente, inaudito. El miedo quedó desterrado y ahora, en su lugar, lo único que resplandece es la belleza de ser lo que realmente somos y una alegría pura.

La fuente del amor secreto (VIDEO)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s