La vida me ha golpeado a causa de una mujer.

Un blues de Johnny Winter

Adaptado al español por despojosedoccidente

La vida me ha golpeado a causa de una mujer,

Y a esa mujer la vida le ha golpeado a causa mía.

He estado pensando acerca de mis problemas,

Que son los mismos problemas que azotan a todo el mundo.

 

Cuando tu mujer te abandona por otro hombre

Quedas desolado y en estado de perplejidad absoluta.

Todo el mundo sabe que la infidelidad

Es un feo asunto.

¡Yeeeaaahhh!

 

El gobierno cancerígeno que tenemos habla y habla

De una amenaza fantasma a causa de un virus;

Para mí esa gentuza del gobierno están todos muertos,

No les creo ni una sola palabra a esos hijos de puta.

Mis preocupaciones son otras,

Mis preocupaciones son las mismas que tiene todo el mundo:

Que tu bella mujercita ya no te ame

Y se vaya con otro.

¡Yeeeaaahhh!

COMENTARIO:

No cabe duda de que la  infidelidad es un feo asunto, que solo acarrea problemas y quebrantos de cabeza. Por eso la Ley de Dios tajantemente lo prohíbe. Empero, las sociedades precoronavíricas eran radicalmente ateas, y de ahí que todo lo que resonara a Dios causara al hombre moderno anterior a la hecatombe sanitaria una repulsión profunda.

Como consecuencia de la adhesión masiva del ser humano a la superstición del ateísmo, tanto las mujeres como los hombres quedaron despendolados y radicalmente enajenados. En su paranoia existencial, el hombre de las sociedades precoronavíricas estaba convencido de que a la vida se viene a disfrutar lo que se pueda, lo cual implica no atarse a vínculos de fidelidad estables y duraderos en lo que respecta a las relaciones sentimentales, es decir, que según la mentalidad del decadente hombre moderno lo importante en la vida es explayarse en los placeres mundanos sin los encorsetamientos de la forma tradicional y sana de vivir. ¿Por qué contentarse con una sola mujer u hombre, con toda la infinita variedad de personas especiales que por ahí deambulan, cada una de las cuales con su particular y divertida forma de encarar la vida? ¿Por qué limitarse, además, a una sola identidad sexual, si gracias al inexorable avance de los tiempos modernos podemos ser lo que queramos y experimentar según nos venga en gana con fascinantes formas nuevas de vivenciar el sexo? Así rezaba el patético hombre moderno, antes de que una insignificancia biológica (un supuesto virus) diera al traste con todo.

Todo ese fascinante mundo de placeres desprejuiciados e inmorales se ha esfumado ahora, enfilando el oscuro desagüe de la frustración confinatoria a la que el deep state ha abocado al mundo, pues hay planes, planes funestos, en los cuales todos esos desgraciados que vivían para comer, para follar, para viajar y para dormir no tendrán cabida. Ahora todos esos pobres infelices rumiadores de miserias enfilan el matadero, entre ovaciones y vítores a sus verdugos.

A nosotros, todo este estertor de muerte por la culminación de la autodegradación final del ser humano nos trae sin cuidado, pues hollamos otros mundos, otras tierras, otras esferas y otros ámbitos, muy alejados de esta ilusoria y sombría apariencia de formas que parecen surgir y desvanecerse. Nosotros hollamos las Tierras Puras de Su Resplandeciente Presencia, más allá de causas, condiciones y lugares. Nuestro ojo está fijo en Ella, y ni por un solo instante podemos dejar de verla.

Tal es nuestra habilidad adquirida en los fuegos del amor apasionado; tal es nuestro emblema; y tal es el motivo de nuestro orgullo en la elevada asamblea de los sabios del futuro, del presente y del pasado.

moc3a7a-no-meio-de-flores

Ella lo es todo para mí.

*

Un blues de Johnny Winter

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s