Los roedores de miserias están contentos.

Los roedores de miserias desde el encierro de las ratoneras de sus claustrofóbicas casas están de enhorabuena, pues empiezan a ver una luz al final del largo túnel de la gran farsa pandémica. El gobierno mequetrefe español ha iniciado la desescalada desconfinatoria. Sin embargo, ya avisa esa recua de cochinos paniaguados que será un proceso largo, penoso y meticulosamente calibrado, con vista a evitar nuevos repuntes víricos y que todo vuelva, felizmente, a la normalidad de antes.

Los maricones están excitados por la buena nueva, y en los balcones están dando prueba de ello mediante algaradas de un jolgorio anunciador, eso creen, de que muy pronto -si Satán quiere- se estarán dando de nuevo por culo en orgías, fiestas  y aquelarres sodomitas. La realidad, como trataremos de exponer en el presente ejercicio literario, será bien distinta a las felices expectativas de los indecentes gays con respecto a reanudar la desconscienciada y desprejuiciada divertida vida de trabajo duro, sexo, drogas y viajes.

deses

Comienza la desescalada hacia ninguna parte

La primera medida adoptada por el satánico gobierno español (domingo, 26-ABR) ha sido la de permitir a los niños menores de 14 años salir a jugar acompañados de un adulto (o dos) durante una hora. Finalmente quedaron excluidos los niños de 14 años, aunque hubo un polémico debate al respecto, ya que se dudaba mucho al respecto, en vista de que ahora todos los seres humanos sanos, independientemente de la edad, somos vectores asintomáticos transmisores incontrolados, al menos hasta que lleguen las salvadoras vacunas, esto es, hasta que lleguen las vacunas asesinas, las cuales, en perfecta simbiosis con la incipiente tecnología 5G, causarán una desoladora mortandad silente. Dichas muertes no serán publicitadas por el aparato propagandístico del sistema (TV, prensa, radio e internet), sino que simplemente la gente morirá inadvertidamente mientras duerme, o mientras ejecutan las artes sexo-amatorias, o mientras se duchan, etc.

sos1

Ya hemos dicho en este foro de despojosdeoccidente que el objetivo de la casta parasitaria judía (deep state) es que para el 2030 el mundo sea un lugar sostenible, pacífico y justo, donde reine la paz social y no haya hambre ni injusticias, lo cual será llevado a cabo mediante la destrucción del presente insostenible sistema económico basado en la emisión infinita de dinero/deuda, junto con la aniquilación del 85% de la población sobrante del planeta. El resto, esto es, el desafortunado 15% que sobreviva, será desgajado de los jirones de humanidad remanente que aún puedan conservar, y conectado a la IAC (Inteligencia Artificial Centralizada) mediante implantes nanotecnológicos. Ese es el “mundo feliz” hacia el que vamos, y para el que está trabajando el covid19 y trabajarán sus versiones mejoradas próximamente.

La siguiente medida desescalatoria se prevé para el día 2 de mayo, aunque aún no hay nada cierto al respecto. Se rumorea entre las fuentes no oficiales que a partir de dicho día se permitirá a todo el mundo salir a la calle una hora sin tener que dar una excusa al respecto. Lógicamente, las medidas de distanciamiento social, el uso de bozales y una higiene exhaustiva serán obligatorias; y serán pertinentemente vigiladas por la policía y los vecinos. Se multará (o se arrestará, si se tercia) a los que no se ajusten a las indicaciones de seguridad antivírica del gobierno nefario español.

En cuanto a la posible reapertura de los negocios: bares, salas de fiestas, puticlubs, gimnasios, peluquerías, estadios de futbol, casas de apuestas deportivas, hoteles, etc, no hay nada al respecto, y el gobierno está a la espera de las concretas indicaciones relativas a dichos ámbitos por parte de la gobernanza mundial satánica (deep state).

Así pues, por más que los aplaudidores de balcón estén contentos ante la proximidad, eso creen ellos, de poder reanudar sus desconfinadas y miserables vidas de mierda, la realidad es que los brotes desconfinatorios y confinatorios se irán alternando el tiempo que sea necesario para la implementación final de la agenda 2030 por un mundo relajadamente feliz y sostenible.

Ahora les soltarán un poco la cuerda, y pasarán el verano a medio gas, siempre guardando las ajustadas medidas de distanciamiento social  y de protección antivírica, hasta que en otoño nuevos rebrotes del bicho hagan saltar de nuevo las alarmas, y todo vuelva a la actual normalidad confinatoria. Esto profundizará aún más, hasta el límite de lo humanamente soportable, la traumatización del ganado humano que vive meramente esta vida para los disfrutes mundanos. Para el año que viene, 2021, vendrá la primera fase de la vacunación obligatoria, así como una renta universal básica, es decir, un monedero virtual de puntos que se asignará a los vacunados, y con el que podrán acceder a un lote diario de comida basura. En función del buen o mal comportamiento social de los inmunes -los vacunados- se sumarán o restarán puntos al monedero de cada ciudadano. Puntos a favor serán las denuncias a las personas que no respeten las medidas sanitarias del gobierno, por ejemplo: denunciar a la policía que tu vecino ha bajado a la calle a tirar la basura sin la mascarilla puesta acarreará puntos extras al denunciador, y consecuentemente puntos restados al denunciado.

En cuanto a los que se nieguen a vacunarse, en una primera fase serán tolerados, aunque quedarán excluidos  de las medidas de protección del gobierno, es decir, quedarán fuera del sistema de salud (ya que serán una fuente incontrolada de contagios), y quedarán fuera del nuevo sistema económico de la renta universal básica (monedero virtual de puntos) a cambio de obediencia ciega.

Preferimos no dejarnos llevar por la imaginación acerca del futuro que les espera a los no-inmunes (los no vacunados) en la fase 2 de esta agenta satánica. Pero parece razonable pensar que tratarán de huir y establecerse en comunidades aisladas en el campo, donde pretenderán vivir conforme a los principios naturales; unas comunidades que serán perseguidas y exterminadas por la gobernanza mundial, a su debido momento.

El ser humano está en guerra, y estamos en el bando perdedor. Nos sale de los cojones especular con el negro futuro inminente que le espera al hombre, en vista de su paulatina autodegradación física, mental  y espiritual. Y eso es lo que hemos hecho, y si Dios quiere seguiremos haciendo: tratar de denunciar la agenta satánica que está en marcha.

A nosotros la presente debacle humana nos es indiferente, esto es, que ni nos alegramos y ni nos entristecemos por ello; es, sencillamente, inevitable que ocurra, pues ya no hay hombres que puedan evitarlo. Los pocos que hay están al refugio de las luminarias eternas, muy alejados de las tramas víricas, de los aplausos de los maricones y de los gobernantes genocidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s