El doctor muerte habla y ellos obedecen.

Cuando el doctor muerte habla todos obedecen, por su propio bien, ya que vivir es lo único a lo que aspira la gente; el caso es vivir, mantener vigente el holograma del cuerpo a toda costa, aunque sea en la nueva normalidad de desescaladas y escaladas víricas indefinidas. El ganado humano, al desconocer la realidad de la muerte y de la vida, tiene miedo a morir, así que cuando el doctor muerte sale en la TV para alarmar del riesgo cierto de volver al confinamiento severo a causa de la amenaza del virus fantasma, todos obedecen, pues todos quieren seguir comiendo, follando, o en su defecto viendo porno, y disfrutando de las series de NETFLIX.

Vivir por vivir es una solemne estupidez, pues como reza el adagio: “lo importante no es mantenerse vivo, sino mantenerse humano” (GEORGE ORWELL). Empero, la gente tiene miedo a volver al encierro estricto, y a morir de una simple gripe, así que todos obedecen y asumen la nueva normalidad de mascarillas, de distanciamiento social, de cartillas de racionamiento y, lo más importante de todo, de campañas de vacunaciones masivas, ya que es necesario reducir la población mundial en aras de construir, sobre los escombros del viejo mundo, un nuevo mundo felizmente sostenible, para unos pocos. El 90% de la población mundial debe ser liquidada de aquí hasta el año 2030.

Todos aquellos que acepten la nueva normalidad post-pandémica, eligiendo así vivir por vivir, aún a costa de despojarse de su condición humana, pasarán por las siguientes etapas inevitables:

fases1

FASES DESESCALATORIAS (Covid-1984)

1. Obediencia ciega al estado terrorista, es decir, infundidor del terror a morir de una simple gripe.

2. El miedo a la muerte deberá ser permanente, de modo que la amenaza fantasma de la pandemia permanecerá indefinidamente, implementándose los brotes y rebrotes víricos que sean necesarios para que el ganado humano siempre esté lo suficientemente asustado. De esta forma acatarán sin rechistar las medidas del gobierno terrorista, por el bien de todos.

3. Uso de mascarillas, gracias a las cuales inhalarán su propio aliento viciado, propiciando así la somatización de enfermedades. Es importante mantener niveles bajos del sistema inmunitario, a base de un estrés continuo por temor a morir y a volver al encierro severo.

4. Dejación de las relaciones sociales conforme se han ejercido toda la vida. Es decir, será necesario guardar una distancia de seguridad de 2 metros con cada individuo, para evitar infectar a los demás y que nos infecten. Los abrazos, los apretones de mano y los besos estarán prohibidos. Serán los propios ciudadanos los que avisen a la policía en caso de detectar a los insolidarios que no respeten el distanciamiento social.

5. El dinero cash desaparecerá, ya que la OMS advierte que el dinero físico es un importante vector en la transmisión del virus. Debido al colapso económico catalizado por el Covid19 a cada ciudadano se le asignará una cartilla de puntos, que podrán canjear por bienes básicos de consumo; básicamente comida basura, condones y pasta de dientes. De esta forma se garantiza el acceso de la gran masa a la comida chatarra e insana, para evitar que pasen hambre y se subleven, mientras que la comida procedente de cultivos y manufacturas ecológicas será exclusividad de los VIP’S, los amigos y familiares del gobierno terrorista.

6. La vacunación universal se implementará en sucesivas fases. En la Fase -A- se vacunará obligatoriamente a las personas mayores de 69 años, que son las más prescindibles de todas. En la fase -B- se vacunará obligatoriamente a todos los funcionarios. En la fase -C- se vacunará obligatoriamente a todos los trabajadores por cuenta ajena. En la fase –D- se vacunará obligatoriamente a todos los trabajadores por cuenta propia. Y en la fase final -E- se implementará la vacunación obligatoria del 90% de la población restante, es decir: los desempleados, los vagos y los maleantes.

7. Se implementará la geo-localización y la bio-localización, mediante drones y tecnología 6G, para detectar reductos de insumisos contrarios a las vacunas y a las nuevas normas de convivencia, los cuales no serán tolerados, por suponer una seria amenaza de vectorización escalatoria vírica.

Gracias a la colaboración y a la comprensión de todos los ciudadanos, finalmente, la casta parasitaria Ashkenazi logrará materializar para el año 2030 su milenariamente anhelado nuevo mundo feliz y sostenible, sin contaminación, sin sobrepoblación, sin virus, sin hambre y sin injusticias; un nuevo mundo donde los 500 millones de seres humanos que sobrevivan a los cinco jinetes del apocalipsis (salud, economía, guerra, desinformación y religión ateísta) serán esclavizados y transhumanizados, esto es, desgajados de los restos de humanidad que aún conserven y conectados a la “NUBE” (Inteligencia Artificial Centralizada). Los VIP’S, empero, vivirán en sus cuerpos biológicos sin adulterar y nadarán en la abundancia de placeres.

ico despo

Un comentario sobre “El doctor muerte habla y ellos obedecen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s