Poema de muerte de un viejo samurái.

Tokugawa Ieyasu (1543-1616)

Adaptado al español por: losBorregosDeOccidente_conBozal_yContentos
Siga nuestro hashtag: #No_alGobiernoTerrrorista
.

Estoy muy feliz…

Me he despertado de nuevo

Y quiero volver a dormir;

Ya que el sueño del mundo es como el amanecer,

Cuando el sol alumbra

La vastedad del cielo infinito.

COMENTARIO:

Un poema de muerte de un viejo samurái, que comprendió que la vida y la muerte son sólo ideas, conceptos, apariciones ilusorias en la consciencia vagando erráticas como las nubes. Una vez que uno comprende la inconsistencia de lo que se muestra, es decir, su falta de sustancia propia, autónoma e independiente, uno realiza la no entidad de lo que nunca fue, y reasume su vacuidad en la luminosidad del espacio abierto e infinito, que como un incipiente amanecer, claro y radiante, se manifiesta a la consciencia.

Para un hombre tal, todo brilla por lo que es, y no por lo que aparenta.

japan2

– Cerezo y Montañas –

de Elena Polina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s