Querido papá, ven rápido.

Un blues de Mississippi John Hurt

Adaptado al español por despojosdeoccidente

Pintalabios rojo y purpurina azul,
Un bonito corte de pelo
Y un trago amargo de tequila.
Querido papá, ven rápido, toca la bocina;
Si te demoras, mi dulce mamá ya se habrá ido.

“Vamos querida”, dice mi marido.
“Todo está bien”, dice mi marido.
Hasta el próximo fin de semana no vuelve mi marido.
Querido papá, ven rápido, toca la bocina;
Si te demoras, mi dulce mamá ya se habrá ido.

Tengo ganas de salir a dar una vuelta
Con mis nuevos zapatos rojos.
Querido papá, ven rápido, toca la bocina;
Si te demoras, mi dulce mamá ya se habrá ido.

Cuando el gallo cantó al alba su tempranero canto
Mi madre dijo: “da igual, cualquier hombre lo hará
Si tu padre no llega a tiempo”.
Querido papá, ven rápido, toca la bocina;
Si te demoras, mi dulce mamá ya se habrá ido.

Medias y liga de color rosa,
Un bonito sombrero rojo
Y una flor en mi mano.
Querido papá, ven rápido, toca la bocina;
Si te demoras, mi dulce mamá ya se habrá ido.

Todos los domingos por la mañana
La gente, en la iglesia, me saluda.
El predicador dice que me han brotado alas.
Querido papá, ven rápido, toca la bocina;
Si te demoras, mi dulce mamá ya se habrá ido.

No hay necesidad de seguir llevando
Esa fea falda larga;
Me pondré esta bonita falda corta, verde y blanca,
Y que la gente siga mirando.
Querido papá, ven rápido, toca la bocina;
Si te demoras, mi dulce mamá ya se habrá ido.

COMENTARIO:

Esta preciosa copla de nuestro amigo Missisipi John Hurt nos habla de aquellos maravillosos tiempos, aquellos tiempos en los que uno podía morir tranquilo, feliz y plácidamente en la tranquilidad del hogar, sin médicos rondando, sin medicinas enturbiadoras de la lucidez de la consciencia y sin raros artilugios conectados a las venas. Morir así es una bendición, morir así es una maravilla.

Esta preciosa copla de nuestro amigo Missisipi John Hurt nos habla de aquellos maravillosos tiempos, aquellos tiempos en los que la gente llevaba una vida sencilla, y sencillamente moría, con la conciencia sosegada y en la plenitud de la certeza de que, en verdad, de Él venimos, en Él moramos y hacia Él nos encaminamos. Morir así es una bendición, morir así es una maravilla.

Esta preciosa copla de nuestro amigo Missisipi John Hurt nos habla de aquellos maravillosos tiempos, aquellos tiempos en los que la vida era vida, y no la impostada realidad virtual de los zombis clonificados, que solo viven para las redes sociales y para las apariencias. Cuando en invierno, con los resfriados, llegue la segunda oleada vírica fantasma, y vuelva el confinamiento severo, y les corten el internet para frenar los “bulos” acerca de la farsa pandémica, entonces, ¿qué harán?. Sin redes, el hombre moderno no es nada, pues perdió la quibla vertebradora de una sana existencia, orientada en torno a lo sagrado -el principio eterno que nos cohabita subyacentemente al velo de lo creado-, y que más allá del nacer y del morir reside. Pero antes no eran así las cosas, y los hombres podían vivir y morir felizmente, rodeados de sus seres queridos, rodeados de cosas y de gentes sencillas. Morir así era una bendición, morir así era una maravilla.

Comentario del comentario:

Una interpretación erótica-sexual-afectiva de esta bonita copla también es procedente, plausible y perfectamente compatible con el comentario precedente. En este sentido, huelga decir que la coplilla se refiere al hecho de que si el papá de la muchacha no llega pronto a casa, su madre se encamará con cualquier hombre que sea capaz de inducir en ella el placer sexual como es debido. El deber conyugal es un deber inexcusable y, si el hombre elude dicha responsabilidad, es lícito que la mujer busque el explayamiento del desahogo follatorio con quien le venga en gana, sin que por ello eso sea constitutivo de mundanal reprobación que valga. Un hombre incumplidor que no es capaz de hacer que su mujer disfrute indeciblemente de los deleites del sexo, un hombre tal, decimos, no merece la vida.

Mississippi John Hurt-Richland Women Blues

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s