El cielo está llorando.

El cielo está llorando a mares,
Los mares de una desolación aterradora.
Las lágrimas del cielo inundan las calles.
¿Acaso no puedes verlo?

La he estado buscando, pero no la encuentro.
He estado buscando a mi amor,
¿Dónde estás cariño?

El cielo está llorando a mares,
Los mares del desconsuelo.
Hoy he visto como la policía
Se llevaba a la fuerza –como a un perro-, a un hombre
Por no llevar la insalubre mascarilla;
Pero los perros son ellos –la policía-,
Los perros con bozal
De este agonizate mundo.

Antes veíamos a los chinos hacer eso,
Tratar a la gente como a una mierda;
¡Cosas de chinos!, decíamos.
Pero ahora está pasando aquí
Y no decimos nada, solo callamos, estupefactos,
Presos del espanto y de una frustración desoladora.

-despojosdeoccidente

COMENTARIO:

Estamos ante el inicio de la etapa final deshumanizadora del ser humano, que desembocará en la nueva era transhumanista, pues el deep state va a resetear el actual sistema, insostenible y superpoblado, basado en la deuda infinita y las burbujas hedonistas del buen vivir desprejuiciado, para sustituirlo por un sostenible sistema tecnocrático. Los que sobrevivan a la purga de los jinetes del apocalipsis (salud-economía-guerra) serán vacunados, chipeados y debidamente conectado a la “nube” –una IA centralizada, que los monitoreará permanentemente, y de la cual descargarán sus impulsos vitales.

El 90% de la población mundial es prescindible, y será aniquilada de aquí al año 2030 (ver agenda 2030 de la ONU). La mayoría abrazará voluntaria y gustosamente el genocidio, ya que piensan que las medidas del gobierno terrorista son implementadas por su propio bien.

La gente está ansiosa por que salgan ya las salvadoras vacunas, pues ansían, con una ansiosa ansia, volver a la normalidad de sus anormales vidas precoronavíricas, unas vidas cimentadas en torno a los efímeros, frívolos e intrascendentes disfrutes mundanos. Empero, lo que va a ocurrir es que van a caer como moscas, ya que la vacuna vendrá con una sorpresa. Las muertes serán silentes, es decir, ocultadas por los mass-media, o más bien dirán que son debidas a una mutación del bicho, una mutación que será debidamente acometida en las sucesivas fases exterminadoras de las optimizadas vacunas. La gran guerra, que será breve y nuclear, entre el bloque emergente CHINA-RUSIA frente el eje atlántico EEUU-EUROPA, hará el resto. Presos de las hambrunas, los supervivientes aceptarán cualquier cosa con tal de seguir viviendo a toda costa, aún a expensas de ser desgajados de sus últimos jirones de humanidad que aún pudieran conservar.

Una pequeña élite de elegidos hombres libres y 500 millones de transhumanos-esclavos, vacunados, chipeados y conectados a la “nube” es cuanto necesitan esos hijos de puta para su nuevo mundo, para su nueva normalidad felizmente sostenible. Ese es el mundo feliz que nos espera.

O más bien, es lo que le espera al ganado humano, esto es, a aquellos que no supieron descorrer el velo de la apariencia y que viven obnubilados en el espejismo de las obnubilantes formas, sin base ni raíz, que a su enturbiada consciencia se asoman. En contraposición, los verdaderos hombres, los hombres de Dios, están muertos en las formas del mundo y vivos en la forma de la no-forma, que majestuosamente se alza, como un sol magnífico que todo lo alumbra.

Somos los despojos de occidente, orgullosamente libres y felices de formar parte del remanente final, el último remanente genuinamente humano. ¡No lograrán aplastarnos!

ico despo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s