Un poema de muerte al arrullo de su dulce recuerdo.

Un hombre vive lo que dura

Un fugaz beso de despedida;

Un hombre vive lo que dura

La sutil caricia de una flor de cerezo desprendida;

Un hombre vive lo que dura

La eternidad de ese solo instante

Que me regalaste;

Un hombre vive lo que duran

Las nubes pasajeras de los efímeros

Y erráticos pensamientos

Que ahora, felizmente, declinan.

-despojosdeoccidente

flor1

Dedicado a Ella

Un comentario sobre “Un poema de muerte al arrullo de su dulce recuerdo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s