La muerte, la muerte del regimiento.

Canción del soldado alemán.

Adaptado al español por despojosdeoccidente.

La muerte, la muerte del regimiento.
¿Quién podría imaginar que reposaría en la tumba?
Con ellos la seguridad y el honor de la nación
Se perdió en las profundidades.

La muerte, la muerte del regimiento.
Mi padre, el tuyo y el suyo
Cuando retumbaron los tambores
Se alinearon.
¡La muerte, la muerte del ejército!

¿Qué los mantuvo en pie cuando fueron convocados,
En medio de la demencial desbandada
De los barracones?
Nadie les prestó atención,
Aunque todo el mundo sintió
El influjo de su valor y de su hombría.

La muerte, la muerte del regimiento.
Mi padre, el tuyo y el suyo
Cuando retumbaron los tambores
Se alinearon.
¡La muerte, la muerte del ejército!

Mi padre estuvo en 1870 en Saint Quentin
Como un tamborilero en la primera línea del frente en Ham.
Hoy nosotros marchamos hacia Ham con las filas apretadas
En su recuerdo.

La muerte, la muerte del regimiento.
Mi padre, el tuyo y el suyo
Cuando retumbaron los tambores
Se alinearon.
¡La muerte, la muerte del ejército!

En territorio francés reverbera un misterioso eco,
Como si alguien nos convocara,
Como si la lluvia repiqueteara en la piel
De aquellos viejos tambores del regimiento,
Como si un muerto, desde la lejanía,
Nos llamara.

La muerte, la muerte del regimiento.
Mi padre, el tuyo y el suyo
Cuando retumbaron los tambores
Se alinearon.
¡La muerte, la muerte del ejército!

COMENTARIO:

Aquel regimiento fue aplastado, pero con nosotros no podrán hacer lo mismo, pues jamás nos encontrarán, jamás darán con nuestra morada postrera en la que nos refugiamos. Estamos al resguardo, en la benignidad de las deslumbrantes luces imperecederas, más allá de esto o de aquello, que radiantes y siempre bellas refulgen. Con nosotros no podrán porque ya estamos muertos y renacidos en la eternidad de las luces de Layla, nuestra amada eterna. Desde los desconfinados confines de la realidad primera y última atacamos y nos escondemos, en una guerra de guerrillas perpetua de cañonazos de palabras certeras.

Hemos vuelto, y no podrán aplastarnos.

Canción del soldado alemán – youTube

*
volver1
GABINETE DE GUERRA.
Sevilla, Damasco, Teherán, Pionyang.
3 de junio de 2020, el año de la bestia.
despojosdeoccidente – el último remanente humano.

			

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s