Quiero recorrer el mundo cantando bellas coplillas.

Un canto de la tradición germánica.

Adaptado al español por despojosdeoccidente

En un frío y profundo valle,
Junto al molino de agua,
Perdí a mi amor;
Allí vivía ella,
Junto al molino de agua,
Y allí perdí a mi amor.

Me prometió lealtad,
Me dio un anillo;
Ella rompió su promesa
Y el anillo se partió en dos.

Quiero viajar como un músico errante
Por todo el vasto mundo.
Quiero cantar mis canciones
De casa en casa.
Eso es lo que quiero.

Pero cuando escucho al molino de agua girar
No sé lo que realmente quiero.
Simplemente me gustaría morir y descansar.
Simplemente me gustaría morir,
Así al menos podría tener paz.

COMENTARIO:

Este mundo es una prueba de fidelidad, que cuando se descuida deviene en cerrazón, fractura, dualidad y falta de visión verdadera. El anillo del Tawhid –la Unicidad de Allah– queda roto a ojos de la criatura que perdió de vista la perennidad de Sus luces, debido al quebranto del juramento de fidelidad que todos los seres humanos pronunciaron antes de ser depositados en la Torta Terráquea.

Dijo el Uno-Único, el Hacedor eterno sin necesidad de manos, el Viviente por Sí mismo sin necesidad de ser engendrado:

¿Acaso no soy Yo vuestro Señor y Dueño, vuestra quibla y vuestro sustento?

Dijo la asamblea de seres humanos:

Sí, Tú eres, y nosotros somos testigos.

Después vino la prueba de este mundo de causas intermedias proyectadas a modo de velo en el foco-espejo alumbrador de la consciencia, pues el amado es celoso y exige de sus amantes todo el corazón al completo. Desde entonces los seres humanos anhelan la unión y la buscan, quedando rotos y deshechos, una y mil veces, por las lanzas del destino, hasta que dejan de buscar la plenitud en lo perecedero y remontan el vuelo hacia lo imperecedero que más allá del nacer y del morir reside.

Los hombres ya están muertos en la irrealidad de su propia inexistencia, solo los que saben esto pueden recorrer el vasto mundo, felizmente despreocupados, cantando y recitando bellas coplillas.

Cuando el último hombre que sepa esto muera, se enrollarán los cielos y se replegará el Pliego Terráqueo, pues este mundo no tiene por finalidad ser feliz, viajar, ir de fiesta, trabajar y follar, sino saber quiénes somos, de modo que lo que realmente somos, sea, y lo que creemos ser, se desvanezca. Este mundo fue desplegado para el hombre, para que deviniera en el espejo de las luces eternas; no fue creado para los osos polares, ni para las ballenas del ártico, ni para los árboles, ni para las cucarachas, ni para las ratas. Este mundo, sin el hombre de consciencia, quedará extinto en el fulgor imperecedero de la llamarada indeclinable de la Unicidad de Allah, el Uno-Único, el Hacedor Eterno.

Quiero recorrer el mundo cantando bellas coplillas (youTube)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s