¡Disparad vuestras armas, no mostréis misericordia!

Una copla de Julia Boutros

Adaptado al español por despojosdeoccidente

¡Disparad vuestras armas, no mostréis misericordia!
Que vuestras armas hablen en el campo de batalla.
Nuestros enemigos han venido enfebrecidos, arrogantes;
Todos morirán en nuestra tierra, o bien se rendirán.
¡Disparad vuestras armas, no mostréis misericordia!

Recordárselo a nuestros enemigos, si es que han olvidado.
Nunca olvidaremos lo que han hecho
Y su opresión pronto se disipará.
Todo aquel que arremeta contra la patria
Se arrepentirá de inmediato.
¡Disparad vuestras armas, no mostréis misericordia!

La gloria os pertenece por derecho propio
A vosotros, hombres de Dios (Hezbul-lah).
Estamos orgullosos de vosotros, hombres de Dios (Hezbul-lah).
Sois nuestras esperanzas cumplidas,
Vosotros, hombres de Dios (Hezbul-lah).
Jamás desesperaremos, no importa el tiempo
Que tengamos que esperar,
Porque gracias a vosotros los muros de la arrogancia
Serán demolidos.
¡Disparad vuestras armas, no mostréis misericordia!

COMENTARIO:

Una copla de la cantante cristiana libanesa Julia Boutros en homenaje a los hombres de Dios (Hezbul-lah) y del ejército del Líbano.

Hezbul-lah es considerado por el ente sionista y sus perros occidentales como un grupo terrorista, lo cual solo puede significar una cosa: que los guerreros de Hezbul-lah son los mejores hombres, los más nobles, los más valientes y los más conscientes de Allah de todos cuantos pueblan la hermosa Torta Terráquea.

La letra de la coplilla es bastante explicita y no requiere más comentarios, sino una ferviente y amorosa adhesión a la causa de los hombres de Dios en cada frente de batalla en los que se baten a muerte frente a Israel y a su horda mercenaria, siendo su principal franquicia el famoso ISIS (o DAESH).

El lenguaje de las armas es inevitable y necesario para combatir la opresión allí donde se manifieste, lo cual es acorde al sentido común y a la sunna (tradición) profética. Las huestes de la bestia sucumbieron en Líbano, sucumbieron en Siria, sucumbieron en Iraq y seguirán sucumbiendo y muriendo bajo la bota del eje de la resistencia islámica, si Dios quiere.

Adelante hombres de Dios, adelante Hezbul-lah. ¡Disparad vuestras armas, no mostréis misericordia!

Disparad vuestras armas – Julia Boutros

*

despo3

Somos la resistencia empalabrada del último remanente humano, nos movemos clandestinamente entre Sevilla, Damasco, Teherán y Pionyang. No conseguirán aplastarnos. 16-junio-2020.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s