Una última coplilla de despedida.

Morir es volver a casa.

– Buda

COMENTARIO:

Un sencillo canto a la muerte, certero y fugaz como los fugaces destellos que, al alba, se asoman a la corriente de unas aguas cristalinas. Todos los sabios de los tres tiempos –presente, pasado y futuro– lo saben, saben que morir es volver hacia la realidad de lo que siempre fue, tras la extinción de lo que nunca llegó a ser. La vida del hombre es una impostura a modo de capas y capas superpuestas de velos, tan obnubilantes como fútiles e irreales.

El sol de la visión alumbró el ojo de la certeza, una vez acostumbrado a los imperecederos fulgores y desacostumbrado a las penumbras de esta mortecina vida, y ahora fijo está en Tu amorosa presencia, ¡oh Layla!. De Ti a Ti voy, desnudo de todo aquello que Tú no eres.

Por fin, puedo morir en perfecta paz y tranquilo, mientras escucho Tu llamada, el velo se desgarra y reasumo mis formas verdaderas.

mezqui luz

La mezquita de las luces – IRÁN

Un comentario sobre “Una última coplilla de despedida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s