El blues de la mujer con olor a pescado.

Un blues de Johnny Winter
Adaptado al español por despojosdeoccidente

Estoy pensando en esas chicas
Que entre ellas se aman.
Ya sabes, esas mujeres que no piensan en los hombres
Y que no lo ocultan.
Ellas juegan a ese sucio juego
A manos llenas y abiertamente.

El otro día vi a una bella muchacha
Y le pedí dar un paseo juntos.
Me dijo: “lo siento papi,
Me gusta lo mismo que a ti”.
Pero, de todas formas, fuimos juntos a dar un paseo.

Le compré whisky del bueno y unos cartones
De vino Don Simón.
Yo estaba demasiado borracho
Para darme cuenta de su estratagema.
Ella me dijo: “adiós papi,
Te veré en otro momento.”

A esa clase de mujeres les gusta vestir bien,
Salir de casa oliendo como una rosa
Y regresar a las 5 de la madrugada;
Con ese olor a pescado impregnado en la ropa.

¡Yeeeaaahhh!
Son malos tiempos.

COMENTARIO:

Para celebrar que nos trae sin cuidado la deriva espiritual, moral y humana que azota a occidente, y para festejar -anticipadamente-  que mañana comienzan en España los festejos del orgullo, hemos decidido publicar esta entrada en este blog de despojos.

Y luego, esto decimos:

El azote homosexual avanza inexorablemente a golpe de los dictados de la gobernanza global satánica, interesada en pergeñar sociedades altamente desquiciadas, decadentes y podridas en grado sumo, cuya prioridad existencial sea meramente la de divertirse, haciendo así dejación de su responsabilidad como seres humanos, que no es otra que la búsqueda del conocimiento sagrado acerca de lo que somos tras los aparatajes del velo de la apariencia y el cultivo de la virtud desenraizadora de egos, lo cual incluye formar sanas y fértiles familias conforme marca la tradición y el sentido común.  Las uniones homosexuales son solo eso, uniones empastadas en el placer, y por tanto estériles, por más que les permitan adoptar hijos a las parejas de hecho de los maricones, o de las mariconas; unos hijos bastardos que acabarán somatizando las perversiones de sus padres, por impregnación de sus dañinos procederes y costumbres insanas, derivando ello en la cristalización de todo tipo de traumas, trastornos, psicopatías y anomalías. En muchos casos el suicidio será la única medicina.

El desparrame del horror homosexual, sin coto que valga, y la proclamación masiva y festiva de lo orgullosos que están de ser unos degenerados, es una señal inequívoca del fin de los tiempos y del inminente enrollado del plano desplegado de la Torta Terráquea, tras la culminación de la decadencia y la autodestrucción del ser humano, que en su alejamiento del seguimiento de la Vía del Conocimiento, siendo el Islam su update final, queda expuesto a los estragos de vivir únicamente por vivir, sin más expectativa que la de tratar de disfrutar lo que se pueda.

Orgullo LGTB 2019 – España

Los kilos y kilos de basura gay, que cada año generan las festividades del orgullo de ser un pervertido LGTB-plus, es una imagen fiel de las sociedades que toleran dicha perturbadora anomalía. Unas sociedades moribundas, sin hálito vital, sin visión luminosa y trascendente, unas sociedades a las que lo único que les queda ya por acometer es la gran purga de la trama vírica; una purga necesaria para el nacimiento del mundo felizmente sostenible de la agenda 2030 de la ONU. Un mundo feliz y sostenible, para unos pocos, que será erigido sobre la putrefacta carnaza de los prescindibles por el sistema (unos 7 mil millones de personas), las cuales, con sumo gusto y muy agustito consigo mismo, irán corriendo a ser los primeros en recibir las vacunas asesinas contra el Covid19 para ser envenenados, aniquilados y morir, tratando de no morir para poder seguir viviendo sus miserables vidas pre-pandemia.

El adoctrinamiento en el ateísmo, el hedonismo, el relativismo moral, la ideología de género y los homosexualismos no se ve afectado por la trama vírica, sino que más bien se fortalece, ya que es necesario seguir destruyendo los últimos reductos de humanidad y cordura que aun puedan perdurar en todo el mundo, especialmente en occidente, ya que en el oriente el Islam aún actúa como dique de contención frente a los satánicos designios de la bestia de los siglos.

La bandera del orgullo ya ondea en el twitter oficial de la Guardia Civil

A ello se debe el hecho de que simbología LGTB-plus cada vez ensanche más sus cotas de presencia. No basta con la propaganda permanente en la TV, el cine y las marquesinas de autobuses, no basta con financiar con dinero público talleres de empoderamiento hembrista y perspectiva del género, no basta con inocular a los niños en los colegios el veneno homosexual… ahora también la guardia civil, lo único decente que había en España, se debe sumar, por mandato de esa loca que han puesto de directora del cuerpo, a la causa de seguir denigrando al ser humano para que solo busque el placer por el placer, y se olvide así de las luces eternas subyacentes al velo de lo creado; una luminosidad increada –no nacida y no muerta- que es lo que somos en la sacralidad de nuestro fuero más íntimo, más allá de los velos del capricho.

El blues de la mujer con olor a pescado – YouTUBE

Escrito en Teherán, revisado en Pionyang, verificado en Sevilla y publicado en Damasco. Nos movemos en la clandestinidad de nuestra sagrada humanidad incontaminada, no usamos el teléfono móvil, no vemos la TV y no obedecemos a los terroristas del gobierno español capitaneado por Pedro Ruiz, el cual no es más que un muñeco de la casta parasitaria judía. 30-junio-2020.

Un comentario sobre “El blues de la mujer con olor a pescado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s