Ella tiene 35 años – Sigue soltera y sigue teniendo citas.

Para la elaboración de este artículo hemos consultado el magnífico canal de filosofía MGTOW: Sandman

Un suscriptor de este blog de despojos, Pedro, nos ha hecho un donativo, pero en esta ocasión no nos propone ningún tema en concreto, y delega en nosotros para que elijamos la temática que más oportunamente inoportune a la sociedad zombi creyente en la superstición del ateísmo y en que a este mundo se viene a disfrutar lo que se pueda. Aquí las palabras de Pedro:

“Hola Uzman, estoy encantado en poder colaborar económicamente contigo en la encomiable labor de destapar la verdad y erradicar la inmundicia que ha corroído al hombre moderno. Mi portación es simbólica porque la economía no da para más. Elige tú el tema a tratar. Gracias, y a seguir firme.”

Respuesta de Uzman García:

Hola Pedro, las aportaciones son siempre valiosas, con independencia del montante numérico, o numerológico. Gracias por colaborar. El tema de hoy es: “Ella tiene 35 años – Sigue soltera y sigue teniendo citas”. Que lo disfrutes.

fiesta1

Me gustaría comentar hoy un artículo de la revista “The Guardian” titulado “Tener citas en la treintena (30-39) a la espera de que las buenas personas se divorcien”. El subtítulo añade esto: “La abundancia de solteros frustrados revela cuán difícil es encontrar el amor más allá de la veintena de edad (20-29)”.

El artículo en cuestión está escrito por una mujer llamada Latoya Gayle, y trata acerca de las experiencias amatorias de las mujeres, aunque no lo especifica y usa el término genérico de “personas”, queriendo dar a entender que la anomalía de la que está hablando –la dificultad para hallar el amor a esas edades- incumbe a hombres y mujeres por igual, cuando eso es totalmente falso. Todo el mundo sabe que es más difícil para las mujeres emparejarse, en ese rango de edad, que para los hombres. Los hombres, con el paso del tiempo, aumentan su valor en el mercado del amorío, debido a que su sexappeal se va refinando y mejora, como el buen vino,  y si además su situación económica es estable, entonces se convierten en una pieza irresistible y sobradamente tentadora para cualquier mujer que busque el amor, o simplemente encamarse y follar.

¡Oh! ¡Pero! Con las mujeres eso no pasa. Las encuestas realizadas a tal efecto siempre arrojan los mismos resultados, y es que ellos prefieren a las mujeres jóvenes, en torno a una edad ideal de 21 años; y ellas prefieren a los hombres más maduritos, en torno a una edad ideal de 38 años. Las feministas pueden rasgarse las vestiduras, si lo desean, pero alejadas de nosotros.

El articulo de “The Guardian” es cualquier cosa, menos un artículo. Se trata de un montón de citas de personas (o sea, de mujeres) que relatan sus infortunios amatorios a la hora de encontrar hombres que las quieran. Comentaré ahora una de las aseveraciones de una persona (mujer) interviniente:

La primera persona mencionada expone lo duro que es enamorar a alguien, y enamorarte, si tienes entre 30 y 40 años, al mismo tiempo que afirma que su esperanza reside en tratar de esperar a que se divorcien para poder cazar algo decente. Se trata, claro está, de una mujer, pues un hombre de esa edad lo que busca es una mujer en la lozanía de sus veintipocos años. Ya hemos dicho que los hombres de esa edad (30-40) son muy exitosos entre las féminas más jovenzuelas, así que no hay necesidad de acercarse a las maduritas, con toda su carga de lastre emocional que llevan seguramente a cuestas.

¡Oh! ¡Pero! Por consiguiente, las mujeres en su treintena se ven abocadas a salir con hombres en su cuarentena, más allá de la edad ideal de 38, y si salen con maromos más jóvenes, o de edad similar, se trata de fracasados, perdedores que han naufragado con infinidad de parejas y que son capaces de agarrase a un clavo ardiendo con tal de no estar solos. Una vez me comentaron eso un par de amigas maduritas, en torno a los 40 años; me dijeron que lo único que encuentran para emparejarse eran jóvenes que arrastran fracasos conyugales y relaciones previas ruinosas. Esto quiere decir que las mujeres que esperan encontrar a un buen hombre divorciado, tendrán que esperar mucho, mucho, pero que muuuuuucho tiempo, pues la mayoría de esos buenos hombres, una vez divorciados, quedan rotos, deshechos, traumatizados y devastados, moral y económicamente, debido a las pensiones alimenticias y de manutención de sus hijos, y a las inquinas de su contraparte femenina, pues en este universo ginocentrista en el que vivimos ellas siempre son las buenas.

La solución a todo este desbarajuste es hacerse musulmán, o musulmana, y llevar una vida conforme a la fitrah -la naturaleza que nos es propia, tal y como está reglado en la configuración psicológica de las gentes que configuran las sociedades del mundo civilizado, esto es, el mundo islámico o allí donde aún pervive un espíritu tradicional. Al contrario de lo que ocurre en la incivilización occidental, en los países musulmanes la mayoría de las mujeres de 35 años no están ni solteras ni van por ahí prostituyéndose gratis, o sea divirtiéndose y teniendo citas con Dios sabe quien, sino que están en casa, casadas, con hijos y felices.

¡Oh! ¡Pero! En occidente ya se traspasó el punto de no retorno hacia la inhumanidad general y hacia la abominación desoladora de normalizar la anormalidad de no querer casarse y de no querer tener hijos, a costa de disfrutar, de empoderarse en el trabajo, de viajar y de emparejarse –sólo tras quemar la lozanía de la vida en banalidades obnubilantes. Como consecuencia, ahora las mujeres maduritas (30-40 años) están solteras, sin hijos, amargadas y frustradas. Ningún hombre, en su sano juicio, se atrevería a acercarse a ellas en dichas condiciones. En muchos casos el suicidio será la medicina.

Sevilla, Al Ándalus – 5 de julio de 2020, el año de la bestia.

Un comentario sobre “Ella tiene 35 años – Sigue soltera y sigue teniendo citas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s