Volviendo al origen – Un poema de muerte

Diez mil millones de soles me aguardan

Tras diez mil millones de vida holladas y gastadas;

Mi partida será definitiva,

Esta será mi última muerte.

Lo igual se unió a lo igual,

Se desvanecieron las sombras,

Los velos ardieron,

El fuego del amor lo arrasó todo.

-despojosdeoccidente

COMENTARIO:

Un poema de muerte que no rima ná de ná, ni falta que hace. La vida no tiene más finalidad que ser lo que somos, una vez desarmados los aparatajes que erigen la aparatosidad de las erróneas creencias. Las gotas reasumen su agua, los arcoíris reasumen su luz, las tempestades reasumen su aire, el jolgorioso piar de las bandadas de gorriones reasume el silencio insondable, el tiempo reasume la eternidad del instante, el lugar reasume la ubicuidad el no lugar… y los hombres, finalmente, retornan a casa después de un penoso, largo y extraño extravío.

Las vidas, a las que hace referencia el referenciado poema de muerte, no son vidas tal y como se ajusta a la errónea creencia de la reencarnación, tan popular en la degenerada incivilización occidental –a pesar del contradictorio hecho de que todos sean ateos-, sino que hace referencia a las vivencias, esto es, a las experiencias vitales soportadas por la ilusoria creencia de lo que creemos ser -una individualidad separada-, la cual una vez agotada y desparramada da paso a la visión verdadera de lo que es; y lo que es, es Layla engalanada de la luminarias imperecederas. Nos ha parecido oportuno, empero, utilizar la palabra vidas, lo cual quiere decir que no nos ha resultado inoportuno dicho vocablo por cuestiones que no viene al caso detallar ahora, o quizás sí convenga.

Todas las creencias son buenas si nos catapultan de la creencia a la no creencia en las ilusorias apariencias. Lo que no es bueno, o sea, lo que es malo, es desarraigar las enseñanzas espirituales de su marco tradicional y utilizarlas con fines hedonistas, como hace el patético hombre occidental moderno.

DEDICADO A ELLA, CON AMOR.

Un comentario sobre “Volviendo al origen – Un poema de muerte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s