¿Qué será lo siguiente?

¿Qué será lo siguiente? ¿Qué será lo próximo que tengamos que ver? ¿Acaso no lo hemos visto ya todo? ¿Acaso no se nos heló ya el corazón? ¿Acaso no es imposible caer ya más bajo? No, claro que no. Los demoledores estragos hacia las simas de la cerrazón y de las mortales psicopatías elevadas a la categoría de norma recién están comenzando. La destrucción del ser humano será total y absoluta, y todo el mundo adorará la abominación desoladora.

Nos dijeron que la mujer debía ser liberada, y nos extrañó, pues desde Adán y Eva la vida sobre la Torta Terráquea trascurrió con los hombres y las mujeres bien avenidos; se erigieron civilizaciones, cayeron civilizaciones, los seres humanos fueron felices o amargados según su capacidad para adaptarse a los dardos del destino. Los hombres y las mujeres se afanaban en llevar una buena vida, ellos proveyendo recursos y seguridad, y ellas alumbrando su hogar con amor e hijos. Así fue siempre, por eso cuando nos dijeron que la mujer debía ser liberada del yugo opresor del hetero-patriarcado, nos extrañó, pero acabamos aceptando la nueva normalidad de mujeres empoderadas y profundamente infelices.

Nos dijeron que el hombre no respondía a un diseño inteligente de un Inteligente Creador, sino que el hombre venía por azar del mono, y este de una ameba, también por azar; nos dijeron eso y nos extrañó. Todo el mundo sabía, antes de la llegada de la fatal modernidad, que no hay creación sin propósito y sin diseño inteligente; pero los amos del mundo de hoy nos dicen que no hay más propósito que disfrutar lo que se pueda. Nos dijeron que no hay trascendencia, pues no somos más que materia misteriosamente ensamblada por azar, de modo que conviene aprovechar este azaroso tiempo que vivimos para ser felices y gozar lo que se pueda, antes de que sea demasiado tarde y el sopor de la muerte lo cubra todo. Nos dijeron eso, nos extrañó, pero lo acabamos aceptando como la nueva norma existencial.

Nos dijeron que la identidad sexual no es una cuestión biológica, sino una imputación cultural, esto es, que podemos optar por el sexo que mejor nos haga fluir con la vida, con independencia de si tenemos -de fábrica- pene o vagina. Nos dijeron eso y nos extrañó, pero acabamos aceptándolo y ahora la tasa de suicidios a causa de dicha ambigüedad sexual fabricada se dispara. ¿A quién le importa unos muertos más o menos, aunque se trate de maricones desquiciados que no saben ni quienes son ni lo que quieren?

Ahora el gobierno terrorista español nos dice que la nueva normalidad de control y distanciamiento social ha llegado para quedarse, y nos extraña, pero también acabaremos por aceptarlo, pues morir de gripe es algo indeseable, ya que eso nos impediría seguir viviendo, aunque sea una miserable vida de zombi-esclavo.

La trama vírica seguirá su curso, inexorable, y las acometidas irán in crescendo a medida que el ganado humano va aceptando como inevitable la anormal nueva normalidad. Por supuesto, la versión venidera del bicho –Covid20- será mucho más demoledora y mortalmente eficaz que su predecesor “19”, pues los rebrotes traerán de la mano la solución salvífica, es decir, las vacunas asesinas, que serán obligatorias.

Finalmente, por extraño que parezca, para el año 2030 todo estará finiquitado y desenlazado. Los supervivientes de la gran purga (500 millones de personas, más o menos) serán transhumanizados y conectados a la “nube” –una IA cuántica, y para entonces nadie habrá para que eso le resulte extraño, pues los humanos-androides no pensarán por sí mismos, sino que se descargarán directamente de la nube los impulsos vitales de lo que deben hacer, sentir y pensar.

Ese será el fin de todo.

Ishbilia – Al Ándalus – 11 Julio, 2020 – el año de la bestia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s