Una luz al final del sombrío camino

Sé paciente con el destino

Hasta que las desgracias devengan

En una fina lluvia de bendiciones.

Abdelqadir Al-Yilani

COMENTARIO:

¿Quién entiende hoy las palabras de los sabios ancestrales? ¿Quién sería hoy capaz de desentrañar el entramado de la trama de la existencia, hasta que su urdimbre devenga en luz desvelada y clarificada?

Son malos tiempos, los tiempos finales a los que el ser humano está abocado ante la inminencia de la culminación de su degradación máxima, debido a su alejamiento de la Vía Revelada –siendo el Islam su expresión final.

Cuando los sabios del mundo moderno, esto es, los niñatos influencers y los psicólogos, leen adagios como el del maestro musulmán Al-Yilani, lo que piensan es que si somos pacientes y no desistimos en la persecución de nuestros objetivos vitales, dichos objetivos se plasmarán en nuestra existencia. La práctica de  “El Secreto” peor guardado de la historia, es decir, la visualización de aquello que quieres en tu vida para que el universo –o los marcianos- te lo envíen, está haciendo estragos en la mente del ganado humano. El suicidio será la mejor medicina en muchos casos.

Empero, lo que los sabios del mundo antiguo quieren decir es que: “cuanto peor, mejor”, esto es, que llega un momento en que el dolor y la desilusión cataliza la toma de consciencia de que la realidad mundana es meramente ilusoria, aparente, irreal, impostada, cual impostadas sombras chinescas. Cuando eso ocurre todo brilla por lo que es –LUZ- y no por lo que aparenta. De esta forma, las formas devienen en bendiciones, con independencia de las circunstancias concretas que las hace manifiestas, y la vida de los sabios transcurre plácidamente feliz y serena.

¡Oh! ¡Pero! Ya da igual todo. Nadie busca la Verdad y todos lo único que quieren es vivir, como sea, a toda costa vivir por vivir, aunque sea a costa de morir obedeciendo las consignas del gobierno terrorista, el cual dice que a partir de mañana los insalubres bozales son obligatorios para pasear solos y por las calles desiertas. Hijos de puta.

Teherán – 12 Julio, 2020 – el año de la bestia

Un comentario sobre “Una luz al final del sombrío camino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s