Un canto a la importancia de no descuidar lo que realmente importa en la vida.

Un hombre vive

Lo que vive una mariposa, esto es,

Cuarenta años, o veinte, o noventa, o … ;

No hay, pues, necesidad de romper un corazón

Ni de herir a nadie.

-despojosdeoccidente

COMENTARIO:

Un hombre -fulanito de tal- vive fugazmente, por más que el velo del tiempo le ofusque con respecto a la claridad de la consciencia, de modo que le parezca que lo inevitable no va a ocurrir nunca. Ni incluso los ancianos de este degenerado mundo moderno se preocupan de lo que realmente importa, a saber, afianzarse en las imperecederas luces, indeclinables y eternas, para que tras la caída del velo –que los necios llaman “muerte”- las luces imperecederas, indeclinables y eternas, tomen posesión de la consciencia y allí se asienten definitivamente. Empero, los viejos de hoy están tan corrompidos como los jóvenes, y no digamos las jóvenas; pues tanto los unos como los otros tan solo aspiran a prolongar la agonía de vivir  por vivir, en las condiciones que sean. Esto implica que todos van hechos unos mamarrachos por la calle, con el bozal puesto, tratando de no morir aun a costa de morir, pues las mascarillas no sirven para nada más que para torturar, enfermar y traumatizar, de modo que todos acepten alegremente la nueva normalidad salvífica y las vacunas asesinas –que serán obligatorias. ¡Gilipollas!

¿Por qué se creen ustedes que el gobierno terrorista de España es el único gobierno del mundo que ha decretado la obligatoriedad del bozal en toda circunstancia, aunque sea para dar un paseo en la soledad de las desérticas calles sacudidas por el calor torrencial del verano? Al gobierno terrorista de España le importa una mierda la gente, tan solo siguen las consignas del deep state, el cual no olvida que Franco los derrotó en 1939, de modo que el castigo que recibirá España será ejemplar y terrorífico. La idea del bozal es que mueran, tratando de no morir, así como escenificar que el ganado humano no es más que eso: ganado. Y como tal está siendo llevado al matadero para el degüello.

No sean ingenuos, no habrá renacimiento humano, no volverán a picotear las oscuras golondrinas de Bécquer en las cristaleras de sus ventanales… una vez que se cae al precipicio, lo único que se puede hacer es caer cada vez más en lo profundo, hasta el estrellato final definitivo.

Sevilla, 20 Julio – 2020

Un comentario sobre “Un canto a la importancia de no descuidar lo que realmente importa en la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s