Antes de sufrir esta suerte vivían como más les placía, siguiendo sus inclinaciones.

Corán, sura 56 – al Waqia

Traducción del árabe y comentarios por sondas.blog

Bismil-lahi-r Rahmani-r Rahim

(1) Cuando se establezca la Hora, (2) no se podrá negar su realidad. (3) Habrá humillación y exaltación. (4) Cuando se convulsione la Tierra con violencia (5) y sean reducidas a polvo las montañas, (6) esparcidas por el viento; (7) y estéis vosotros separados en tres grupos (8) –los afortunados. ¡¿Quiénes serán los afortunados?! (9) Y los del infortunio. ¡¿Quiénes serán los del infortunio?! (10) Y los adelantados, siempre delante[1342]. (11) Esos serán los íntimos, (12) en los Jardines de las Delicias. (13) Un regimiento de los primeros, (14) pero pocos de los últimos. (15) Estarán recostados sobre divanes recubiertos con joyas, (16) unos frente a otros. (17) A su alrededor habrá muchachos eternamente jóvenes (18) con copas, jarras y vasos que habrán llenado de un líquido que mana de fuentes. (19) No les provocará dolor de cabeza ni los debilitará. (20) Tendrán las frutas que elijan (21) y la carne de aves que más deseen. (22) Y huríes, (23) como perlas bien guardadas. (24) Merecido galardón por sus obras. (25) Allí no oirán frivolidad alguna ni palabras que induzcan al pecado. (26) No se dirán, sino: “Salam, salam.” (27) Y los de la derecha. ¡¿Quiénes serán los de la derecha?! (28) Estarán entre azufaifos sin espinos (29) y acacias alineadas; (30) entre sombras perennes (31) y aguas que discurren por cauces; (32) entre abundantes frutos (33) que no se agotarán ni estarán prohibidos, (34) en lechos elevados. (35) Las habremos originado por primera vez; (36) y las habremos hecho como perlas que no han sido atravesadas, (37) amorosas y de la misma edad que ellos (38) –para los compañeros de la derecha. (39) Todo un regimiento de los primeros (40) y todo un regimiento de los últimos. (41) Y los compañeros de la izquierda. ¡¿Quiénes serán los compañeros de la izquierda?! (42) Estarán en un viento abrasador y agua hirviendo, (43) bajo una ardiente sombra, (44) ni fresca ni generosa. (45) Antes de sufrir esta suerte vivían como más les placía, siguiendo sus inclinaciones. (46) Persistían en cometer los mayores pecados. (47) Solían decir: “¿Acaso cuando hayamos muerto y seamos tierra y huesos carcomidos, se nos hará resurgir a la vida[1343]? (48) ¿Y también a nuestros ancestros?” (49) Respóndeles que estén seguros de que así será, con los primeros y con los últimos. (50) Serán reunidos para la cita que tienen en un Día fijado. (51) Luego, vosotros, los extraviados, los forjadores de embustes, mirad lo que os espera (52) –comerán del árbol de zaqqum, (53) y con él llenarán el estómago. (54) Después beberán agua hirviendo. (55) Beberán como bebe el camello cuando está sediento. (56) Así serán agasajados el Día de la Rendición de Cuentas. (57) Nosotros os hemos creado, aunque no lo admitáis. (58) ¿Os habéis fijado en lo que eyaculáis? (59) ¿Sois vosotros los que lo creáis o somos Nosotros los creadores? (60) En Nuestro plan está el que la muerte sea para vosotros un destino común, y no podréis evitar (61) que os transformemos, y os originemos en una forma y un estado que no conocéis. (62) Siempre habéis tenido conocimiento de cómo fuisteis producidos la primera vez –¿es que ya lo habéis olvidado y por ello os desentendéis? (63) ¿Os habéis fijado en lo que sembráis? (64) ¿Sois vosotros los que lo hacéis germinar o somos Nosotros los germinadores? (65) Si quisiéramos, lo convertiríamos en desecho y os quedaríais diciendo: (66) “Hemos trabajado con ahínco, ¿dónde están los frutos? (67) No hay frutos, se nos ha privado de ellos.” (68) ¿Os habéis fijado en el agua que bebéis? (69) ¿Sois vosotros los que hacéis que caiga de las nubes o somos Nosotros los que la hacemos caer? (70) De haberlo querido, la habríamos hecho salobre. Aun así, no agradecéis. (71) ¿Os habéis fijado en el fuego que encendéis? (72) ¿Sois vosotros los que habéis originado el árbol del que surge o somos Nosotros los originadores? (73) Hemos hecho de él un motivo para que recordéis y un beneficio para los viajeros cuando se detienen en el camino. (74) Así pues, ensalza el nombre de tu Señor, el Grandioso. (75) Juro por la posición de los astros (76) –y si fuerais conscientes, entenderíais cuan enorme juramento es– (77) que es en verdad un noble Qur-an (78) en un Kitab protegido. (79) No lo tocan, sino los purificados[1344]. (80) Lo hace descargar el Señor de Todos los Dominios. (81) ¿Encubriréis este relato (82) y haréis de su negación vuestro sustento? (83) ¿Y por qué, cuando llega a la garganta (84) y estáis a la sazón mirando (85) y Nosotros estamos más cerca de él que vosotros mismos, aunque no seáis conscientes de ello, (86) por qué entonces, si no vais a tener que rendir cuentas (87) y es verdad lo que decís, no lo devolvéis a la vida? (88) Y si es de los próximos (89) –sosiego, fragancia y el Jardín de las Delicias. (90) Y si es de los de la derecha (91) –“Salam”, saludo de los compañeros de la derecha. (92) Pero si es de los extraviados forjadores de embustes (93) –agasajo de agua hirviendo (94) y arder en el yahim. (95) Con toda certeza que esta es la verdad. (96) Ensalza, pues, el nombre de tu Señor, el Grandioso.


[1342]  Ver Info 27.

[1343]  Ver apéndice Q.

[1344]  Ver artículo XIV y esquema 19.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s