¡Huyan de España, insensatos!

En occidente la pretendida liberación de la mujer solo ha carreado a las féminas destrucción, depresión, desolación física  y psicológica, violación, degradación y muerte. Lo vemos cada día plasmado en el ocio nocturno y no nocturno, donde las adoctrinadas en que a la vida se viene a disfrutar lo que se pueda mediante la extralimitación del corsé de la moral sana y tradicional se explayan hasta quedar desfogadas en las fogaradas del sexo desinhibido y las diversiones enajenantes de todo tipo –música satánica, bailes, drogas, etc. Era necesario destruir a la mujer para que no se centrara en lo que realmente importa y da sentido a sus vidas: la pleno satisfacción de su innato impulso vital en pos de su sagrada maternidad, cuyo corolario fue la destrucción de la familia tradicional como vehiculadora de valores nobles, trascendentes. Hoy en día, pretender ser madre antes de los 40 años se ve como algo descabellado, propio de mujeres de escasa inteligencia, pues ello implicaría una cortapisa al disfrute desconfinado de la vida.

Por el contrario, en Irán hay un gobierno islámico, por lo que la legislación emana del Corán y tanto los hombres como las mujeres se ajustan a la sana conducta y a los valores nobles, eternos y trascendentes que erigen civilizaciones. Y dentro de esos  valores está el vestir con honor y dignidad para crear un espacio sagrado individual que percuta en lo social, de modo que los influjos autodestructores de la bestia no puedan entrar y hacer una mella cancerígena. De esta forma vemos como las mujeres iraníes lucen esplendorosamente hermosas, radiantes y bellas, con sus chadores, sus velos, sus hiyabs… unas mujeres ante las cuales a los hombres no les queda más remedio que caer postrados en alabanza y profundísimo respeto por la radiante dignidad y nobleza que sus auras emanan, en contraposición al desprecio que inspira en los verdaderos hombres las mujeres sin Din –sin una guía moral clara, luminosa y trascendente, es decir, sin más dios que ellas mismas.

Pero ya da todo igual, pues el genocidio es inminente, especialmente en los países latinos, como justa venganza por haber sido, en el pasado, la Hispanidad una civilización alumbradora de valores y de verdades –una civilización contraria a la casta parasitaria globalista. Ahora, en la podrida y democrática España, se prohíbe por ley el ocio nocturno y no nocturno, y se obliga a las mujeres a lucir un trapo de mierda en el hocico, lo cual no es para salvaguardar su dignidad como mujeres, sino para humillarlas y traumatizarlas  de modo que anhelen fervientemente la vuelta a la normalidad pre-vírica, una ya de por sí extraña y anómala anormalidad, la cual solo se retomará mediante la inoculación masiva de las vacunas asesinas de ARNm, que ya están en el disparadero de salida.

geta z1

Getafe tomado por zombis – España, octubre 2020.

El que pueda que huya de España, pues va a ser destruida hasta sus cimientos. El hambre y los suicidios masivos ya merodean y harán verdaderos estragos, catalizados por los aislamientos preventivos, las cuarentenas obligatorias, los cierres de negocios y comercios, la sana distancia social, el terror a los asintomáticos que no respetan las normas, la destrucción de las relaciones humanas, el secuestro de los niños supercontagiadores por parte del estado, las algaradas zombi en busca de comida, etc. Huyan de España, insensatos.

La muerte está a la vuelta de la esquina, pero no por causa de ningún virus, sino porque es necesario despoblar el mundo para hacerlo un lugar viable y sostenible. (Ver agenda 2030 de la ONU para más información).

Se acabó la fiesta, pero la mayoría no se entera. Morirán tratando de no morir, por su propio bien. ¿Acaso no es eso triste? A nosotros el genocidio inminente orquestado por la casta parasitaria  globalista nos provoca una absoluta indiferencia, pues es inevitable que esas cosas sucedan cuando el ser humano queda desconscienciado y  vive ajeno a aquello para lo cual fue creado y depositado en esta Tortilla Terráquea, que no es otra cosa más que para convertirse en el espejo de las sempiternas luces -no nacidas y no muertas.

Teherán, 23 agosto – 2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s