Un canto a las siete verdades.

Cantos de Milarepa (n. 37)

Adaptado al español por despojosdeoccidente.org

Algunos demonios vinieron para afligir y atormentar a Milarepa, pero después de cantarles un par de canciones comenzaron a sentir afinidad hacia el Dharma (las enseñanzas sagradas). Los demonios dijeron: “Estamos muy agradecidos por tus admoniciones y consejos sobre la verdad de la causa-efecto (karma). Nosotros, con franqueza, somos de inteligencia limitada y de ignorancia ilimitada. Nuestras consciencias están inmersas en una pantanosa realidad de obstinados y nocivos pensamientos repetitivos. Por favor, enséñanos una lección profunda en significado que podamos aprovechar y que sea fácil de seguir y de entender”. En respuesta Milarepa cantó esto:

Por muy hermosas que sean las palabras de una canción,

Se trata solo de una melodía para aquellos

Que no captan la verdad.

 

Si una parábola no concuerda con las palabras de los sabios,

Por muy elocuente que parezca

No es más que un eco, tan atronador como vacío.

 

Si uno no practica las enseñanzas sagradas,

Independientemente de lo experto que se considere,

Lo único que hace es engañarse a sí mismo.

 

Vivir en soledad solo es auto-encarcelarse,

Si uno desatiende la transmisión oral;

Trabajar en la granja solo es auto-castigarse,

Si uno descuida las enseñanzas de los sabios.

 

Para los que no cuidan su moral

Las oraciones no son más que ilusiones;

Para los que no hacen lo que predican

La oratoria es una mentira.

 

Si se evita el mal,

Los efectos del mal disminuyen;

Si se hace el bien,

El mérito se acumula y el bien aumenta.

 

Permaneced en soledad y meditad.

Hablar mucho es una inutilidad.

¡Seguid mis consejos, hacedme caso

Y practicad las enseñanzas sagradas!

COMENTARIO:

El maestro ha hablado, y cuando el maestro habla nadie, sino los errados que erráticos vagan entre las sombras, ignorará sus palabras, lo cual quiere decir que nadie le hará caso, pues en el fin de los tiempos humanos estamos, previos ya a la culminación de la auto-degradación y de la auto-destrucción que a ella va indisociada.

Hablar mucho y escribir mucho es una pérdida de tiempo, pues ya no hay receptáculos dispuestos a quedar vacíos para que la verdad los colme, así que escribiremos poco. Y hablaremos menos todavía de lo que ya lo hacemos, que es casi nada.

Sin embargo, para los espíritus que anhelan ser libres diremos esto:

Los demonios son manifestaciones ilusorias, fantasmagóricas, de la mente confundida; los cuales son vehiculados por las emociones conflictivas del miedo, del apego, del odio, de la aversión, del rechazo, de la avaricia, etc. En la mente/consciencia habituada a las luces imperecederas, dichas emociones se exteriorizan como demonios que vienen a perturbar la claridad alumbrada y alumbradora que todo lo sostiene, ante la cual los demonios quedan disueltos en la irrealidad de su propia nada. Por eso el maestro, cuando ve venir a los demonios les canta cantos de sabiduría, para que se pacifiquen y retornen en paz a la fuente primigenia de la que todo dimana.

Esta sabiduría, y su práctica, es lo que permitirá a los verdaderos hombres –los hombres de Dios- morir dignamente cuando los perros den una patada en la puerta y vengan a por ellos para inocularles la salvífica vacuna asesina de ARNm (ARN mensajero), con la cual el deep state pretende diezmar al ganado humano, como paso previo para esclavizar a los sobrevivientes en el nuevo mundo felizmente sostenible (para unos pocos) que la agenda de la falsa pandemia está pergeñando.

pollos1

DEDICADO A ELLA, CON AMOR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s